Mexicanos en Costa Rica lamentan derrota, mantienen simpatía por "Tri"

Esperanza entusiasta, traducida en tristeza -que no eliminó la simpatía por su equipo-, es el sentir de los mexicanos radicados en Costa Rica, ante la derrota de su selección a manos de Holanda, por 1-2 en los octavos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014.

Finalizado el partido que eliminó al "Tri" de la justa mundialista, fanáticos del cuadro mexicano dijeron a Notimex que, por encima de la victoria holandesa, mantienen la simpatía por su equipo.

El conjunto mexicano se desempeñó eficazmente, coincidieron en plantear, al solicitarles, este corresponsal, su evaluación del encuentro disputado en el Estadio Castelao de la ciudad de Fortaleza.

La propietaria del restaurante de comida mexicana "Tortas de los dioses", en la periferia oriental de esta ciudad, Nadia Márquez, oriunda del Distrito Federal, aseguró que "10 minutos más y le metemos otro gol, seguramente. Estoy orgullosa, y hasta el final, y apoyamos a México, sin duda".

"Yo creo que, todo el tiempo, el partido lo dominaron, México", aunque "Holanda, también, se defendió, siempre", dijo, para agregar que, "desgraciadamente, el final fue así".

En opinión de Mauricio, su hijo adolescente nacido en Costa Rica, la derrota de México "fue una lástima. Duele", porque el cuadro tricolor jugó "súper bien", de modo que, "sí, merecían ganar".

Indicó "quería ver, en cuartos de final, a Costa Rica contra México", algo que "hubiera estado muy chido (muy bueno), sí".

Luciendo la camiseta de la selección de su país, la colombiana Silvia aseguró que el juego Holanda-México fue "muy buen partido, y grande, (el portero Guillermo) Ochoa, como siempre". "Soy colombiana, pero apoyando a México", aclaró.

Por su parte, Amparo López aseguró que el cuadro mexicano "estuvo muy bueno, pero, la verdad, ni modo, falló" y consideró que jugó "la verdad, que con bastantes ganas".

Su esposo, el comerciante importador de productos alimentarios mexicanos Martín Roca opinó que "el partido, la verdad, debió haber ganado México", ya que "jugó mejor, todo el tiempo".

"Pero, los errores se pagan, y se pagan caro", reflexionó, y aseguró que "así es la vida".

Entretanto, el empresario Javier Celma, uno de los más fanáticos simpatizantes del cuadro mexicano, aseguró, visiblemente apesadumbrado, que "jugamos bien".

"Se descuidó, hablando de futbol, pero sigues viendo el entusiasmo que hay", agregó, en alusión al bullicio de la afición reunida en el Instituto de México -la sede cultural de la embajada mexicana en Costa Rica-, para ver el partido.

"Íbamos por todo lo que pudimos, pero, bueno, así es el futbol: se gana, se pierde", agregó.

En opinión del empresario y líder de la comunidad mexicana local José "Pepe" Mejía, es "triste, triste la pérdida de México", ya que "creo que hizo un excelente partido" y consideró que el cuadro "azteca", "es una selección increíble".

"Realmente, fue una lástima que perdiéramos, ahí, con un penalti dudoso y un penalty que dejaron de marcarnos a (favor de) nosotros, en el primer tiempo", reflexionó.

"Entonces, es una lástima, México jugó muy bien, es una selección que merece un aplauso", subrayó.

El juego fue seguido con emoción por centenares de mexicanos -niños incluidos -, vistiendo la camiseta de su equipo nacional, así como sombreros mexicanos y otros accesorios con los colores del país, verde, blanco y rojo.

Las acciones del partido fueron acompañadas de explosiones de alegría, ante avances y el gol de México, y de contrariedad, en los casos de faltas, lo mismo que los goles, del cuadro holandés.

También saborearon tacos, enchiladas norteñas, cerveza mexicana, tequila y refrescos gaseosos.

La demanda de tequila se intensificó, particularmente, luego del gol anotado por México -que fue la primera anotación del partido-, en el segundo tiempo.