STPS destaca ventajas de nuevo reglamento de inspecciones

El nuevo Reglamento General de Inspección del Trabajo y Aplicación de Sanciones fortalecerá el tripartismo al incorporar sugerencias y opiniones de sindicatos, empleadores y gobiernos estatales, a fin de equilibrar los intereses económicos, pero sobre todo salvaguardar los derechos laborales.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) señaló que dicho reglamento, publicado el 17 de junio en el Diario Oficial de la Federación, contiene 65 artículos, distribuidos en tres títulos, 10 capítulos y cinco secciones.

Además, integra 23 artículos en el que se integran 10 atribuciones y clarifica, sobre todo, la actuación de la autoridad laboral y las modalidades de cumplimiento de la normatividad.

De acuerdo con la STPS, el reglamento entra en vigor el 17 de septiembre de este año, lo que da oportunidad a que empleadores y trabajadores se informen de su contenido, y en el caso de la autoridad laboral, difundirlo y actualizar sus procedimientos, así como mejorar su sistema de apoyo al proceso inspectivo.

Existen un total 33 inspecciones del trabajo en todo el país y la finalidad del dispositivo es que se logre unificar, a través de convenios de coordinación entre las autoridades laborales federales, estatales y del Distrito Federal, los criterios para tener un solo procedimiento de inspección en todo el territorio nacional.

La dependencia explica que este ordenamiento se divide en tres grandes apartados: la promoción, la labor de vigilancia y las sanciones.

La STPS menciona que el reglamento fomenta la cultura del autocumplimiento, mediante mecanismos alternos a la inspección, tales como cuestionarios, cartas, formularios.

Estos mecanismos deben propiciar una mayor cobertura y, sobre todo, sean federales o estatales, basarse en esquemas sencillos, transparentes y gratuitos para acreditar el cumplimiento de la normatividad laboral.

En el caso de las empresas pueden acreditar el cumplimiento de las mismas, pues tienen cinco oportunidades como lo marca el nuevo ordenamiento, pero es indiferente en el tema del respeto de los derechos de los trabajadores, necesariamente se tendrá que hacer acreedora a una sanción.

El ordenamiento también fortalece la transparencia en la actuación de inspectores, pues obliga al servidor público a que estén presentes en todo momento, durante las inspecciones, representantes patronales, sindicales, dos testigos o, en su caso, integrantes de las comisiones del centro del trabajo que refiera la ley.

La STPS advierte que en el ámbito de las sanciones, queda claro que solamente serán sancionadas aquellas empresas que no tengan la intención de cumplir con la autoridad laboral.

Refiere que la Inspección Federal del Trabajo, mediante sus 32 delegaciones, 13 subdelegaciones y nueve oficinas federales, y con el apoyo de 926 inspectores, promueve y vigila el cumplimiento de la normatividad laboral, en coordinación siempre con los gobiernos de los estados.

Además, en lo que va del año, se han efectuado más de 63 mil 912 inspecciones, es decir 64 por ciento de la meta de 121 mil 091 para todo 2014, puntualizó la STPS.