México apoyará democratización de patrimonios sonoro y audiovisual

La Fonoteca Nacional acordó con su similar de Suiza generar desarrollos tecnológicos que beneficien a los países e instituciones de Iberoamérica en materia de democratización de los patrimonios sonoro y audiovisual.

Asimismo, acordó con diversos organismos internacionales fomentar proyectos de difusión, preservación y profesionalización del legado sonoro y audiovisual, informó Lidia Camacho, directora general del recinto.

Durante la clausura del VI Seminario Internacional de Archivos Sonoros y Audiovisuales, Camacho puso énfasis que entre otras cosas también se buscará crear la Norma Mexicana de Digitalización de Documentos Sonoros, en el Comité Técnico de Normalización Nacional de Documentación (Cotenndoc).

En el acto, dado a conocer por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Camacho destacó que entre los organismos con los que se impulsará la actualización profesional en documentación sonora y audiovisual está la Asociación Científica ICONO 14.

También, la Asociación Española de Cine e Imagen Científicos (Asecic); el Instituto Latinoamericano de Comunicación Educativa (ILCE); la Universidad Jorge Tadeo de Colombia; así como la Universidad Carlos III y la Complutense de Madrid, en España.

De igual forma se trabajará con el Instituto Nacional del Audiovisual de Francia, la Radio y Televisión Española (RTVE) y con otras redes internacionales que se dedican a la preservación, difusión, visibilidad e intercambio de este tipo de recursos y acervos, comentó la promotora.

El VI Seminario Internacional de Archivos Sonoros y Audiovisuales tendrá una última fase virtual y a distancia, que se llevará a cabo de septiembre a noviembre, por el portal "seminario.fonotecanacional.gob.mx".

El encuentro, que se llevó a cabo del 23 al 27 de junio, contó con la participación de aproximadamente 40 especialistas de Austria, Bélgica, Chile, Colombia, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Suiza y México.

El programa incluyó seis talleres, tres tutoriales y ocho mesas de reflexión, las cuales se transmitieron por "videostreaming" y fueron seguidas por más de dos mil cibernautas en Iberoamérica, con el apoyo de la Dirección General de Televisión Educativa.