Pasan mexicanos en Madrid de la alegría a la tristeza por futbol

Los aficionados mexicanos en esta capital pasaron hoy de la alegría a la tristeza en pocos minutos, durante el partido de octavos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014, en que México perdió 1-2 ante Holanda.

La presencia de los hinchas mexicanos, vestidos de verde y portando banderas y gorros, se dejó sentir en diferentes bares, principalmente restaurantes mexicanos, como "Barriga Llena", "Chirrión" y "Las Mañanitas", y otros típicamente españoles como "Bodegas Melibea".

El primer tiempo fue vivido con la emoción de ver a un equipo mexicano que controló el balón, disparó a gol y organizó su juego, y que de la misma forma inició la segunda mitad.

La euforia llegó al minuto 48, cuando Giovani dos Santos marcó el gol de los mexicanos y desde allí se vivió la mezcla de contención y emoción, por el paso del tiempo que hizo acariciar el pase a los cuartos de final.

"Si gana México me meto a bañar a las fuentes de Cibeles", comentó en ese momento Jorge, uno de los animadores más activos en una de las céntricas cantinas mexicanas en Madrid.

Las paradas del portero Guillermo "Memo" Ochoa en la segunda parte fueron las más celebradas en la última media hora de partido, en que los gritos de México se centraban en su guardameta y en los cambios que hizo el conjunto tricolor, principalmente la entrada de Javier "Chicharito" Hernández.

La emoción terminó cuando Wesley Sneijder marcó con un disparo a media distancia y empató un partido que los aficionados ya creían suyo, y la tristeza llegó cuando Rafael Márquez hizo un penalti a Arjen Robben, que transformó Klaas Jan Huntelaar en el tanto de la victoria de la "Oranje".

"Debimos haber anotado el segundo gol sin haberlos dejado llegar", dijo otro aficionado, que apuró el último trago cuando el árbitro silbó el final del partido.

A partir de ese momento los ánimos y lamentos se mezclaron al mismo tiempo: "Es lo de siempre, jugamos como nunca y perdimos como siempre", "hay que estar orgullosos del juego de México", "no supimos aprovechar la ventaja", dijeron, entre otras, los aficionados tratando de asimilar el resultado.

"Al menos ustedes llegaron a octavos y le plantaron cara a Holanda, mira nosotros cómo perdimos contra los holandeses en la primera fase y nos volvimos a casa derrotados", declaró Miguel, aficionado español en una de las cantinas mexicanas.