Poeta Sixto Cabrera invita a valorar lenguas y tradiciones indígenas

Sensibilizar a la población sobre sus propias raíces para evitar que la globalización destruya las lenguas indígenas y las tradiciones populares, es el principal reto para las instituciones y difusores culturales de México, señaló el poeta y traductor hablante de náhuatl Sixto Cabrera González.

Originario de Soledad Atzompa, Veracruz, Cabrera participó la víspera en la última jornada de las "Galas identitarias. Fiesta de las culturas vivas" que tiene lugar en esta población y dijo en entrevista que irónicamente son los mexicanos los que más ignora sobre su riqueza cultural.

Expresó que él mismo consideró un estorbo su lengua materna, el náhuatl, antes de comenzar su carrera como poeta. "A mí me interesaba más hablar español porque creía equivocadamente que hablar un idioma indígena era una limitante", dijo.

No obstante, Cabrera logró valorar la riqueza lingüística que alberga el náhuatl, gracias al contacto que tuvo con otros escritores, y dicha reflexión lo ha llevado a promover su poesía a nivel nacional e internacional.

Con más de 20 años de trayectoria, el poeta invitó a los mexicanos a sumar esfuerzos para difundir las tradiciones de las culturas indígenas para que así los jóvenes contemporáneos, quienes se enfrentan a ideas globalizadoras que merman sus orígenes, tengan contacto y profundicen en torno a la riqueza lingüística del país.

"La literatura universal y la indígena son un alimento espiritual que revela la ideología, las costumbres y la sabiduría de nuestros antepasados", mencionó.

Cabrera González recitó en el escenario que se montó en el Parque Moctezuma y Cortés para efectuar las actividades del encuentro, primero en náhuatl y luego en español, poemas de su libro "Xochitlikonex tlauil" ("Polen de luz").

El programa de la última jornada de "Galas identitarias. Fiesta de las culturas vivas", que se clausurará este domingo, se completó con la presentación de "La danza de los negritos", en la cual se combina la música y baile de los españoles que vinieron a conquistar, junto con la cultura de los pueblos originarios.

Con un paisaje selvático tras el escenario, el público también disfrutó de la música tradicional indígena a cargo de Manuela Pérez Rivera, oriunda de Cuapa Pinopa, localidad de Zongolica.

Más adelante los asistentes se animaron con los temas "Al sur del río", "El día que llegaron las lluvias", "Danzones de Lara", "La llorona" y "La vida es un carnaval", que ejecutó la Banda de Santa Cruz Tequila.

Las actividades concluyeron con la presentación musical de Mikistli, grupo de rock nahua que ofreció un espectáculo de gran diversidad musical con la interpretación de los temas "La leyenda de los soles", "Lo que nunca se fue" y "El primer destello del amancer".

Organizada en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre, esta sesión artística-cultural, con la que se busca fortalecer la dignidad de las comunidades a través del reconocimiento y promoción de su riqueza cultural y tradicional, es la cuarta y última sesión del programa.