Rey saudita jura combatir el extremismo religioso

El rey Abdalá de Arabia Saudita rechazó hoy el extremismo religioso y advirtió que nunca permitirá que un "puñado de terroristas" aterrorice a los musulmanes, en referencia a los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).

Durante su discurso con motivo del inicio del Ramadán, el monarca rechazó el terrorismo en todas sus formas y aseguró que no permitirá que un grupo de terroristas utilice el Islam como refugio para servir a sus intereses personales para horrorizar a los musulmanes.

"Su objetivo es sembrar la desunión entre los musulmanes", dijo el rey en referencia a los yihadistas sunitas del EIIL, quienes lanzaron el pasado 9 de junio una ofensiva en Irak.

En su discurso, difundido por la agencia saudita de noticias SPA, enfatizó que el Islam es una religión de "unidad, fraternidad y tolerancia".

Asimismo, expresó su esperanza en el regreso de la seguridad, la prosperidad y la estabilidad en el mundo islámico a fin de lograr los valores de "la tolerancia, la compasión y el amor".

La semana pasada, el rey saudita ordenó tomar todas las medidas necesarias para proteger al país del terrorismo islamista ante la crisis en Irak, donde la insurgencia sunita está amenazando al gobierno del primer ministro, el chiíta Nouri al Maliki.

El mes de Ramadán, la fiesta más sagrada dentro del Islam, comenzó este domingo para todos los musulmanes del mundo, en una celebración que obliga a los creyentes a no ingerir alimentos y líquidos desde el amanecer hasta el anochecer.

El Ramadán inició en la mayoría de los países árabes como Arabia Saudita, Argelia, Bahrein, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Jordania, Kuwait, Libia, Malasia, Omán, Qatar, Sudán y Túnez, entre otros.