PRD llama a evitar presiones por reforma en telecomunicaciones

El PRD en la Cámara de Diputados llamó a legisladores a no ceder a presiones ni aceptar nada por debajo de lo que establece la Constitución a unos días de que el Congreso de la Unión inicie un periodo extraordinario para la discusión y eventual aprobación del dictamen de leyes secundarias en telecomunicaciones.

"La única reforma aceptable es aquella que promueva la genuina competencia en las comunicaciones y la radiodifusión", afirmó esta fuerza política.

Así como los derechos de audiencias y réplica; impulso a medios sociales, comunitarios e indígenas y brinde acceso universal a las tecnologías de la comunicación, incluyendo Internet para todos, expuso.

"La Constitución lo establece, y así lo habremos de defender en la discusión de este paquete de iniciativas", dejó en claro.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) apuntó, "las telecomunicaciones y la radiodifusión constituyen un medio estratégico para el desarrollo social y la modernización económica; son un sector cuyo crecimiento y avance tecnológico resultan más dinámicos que la economía en su conjunto".

En este sentido, aseguró, "para que el sector responda a las necesidades de desarrollo de nuestra nación es fundamental que se garantice la cobertura de estos servicios y que éstos se presten en un ambiente de calidad, pluralidad y competencia".

Insistió que las leyes reglamentarias deben preservar los avances logrados en la reforma constitucional, promover la competencia, fomentar servicios de mayor calidad a un mejor precio para los consumidores de telefonía, radiodifusión e Internet; y permitir que el Estado recupere la rectoría del sector.

Recordó que la reforma incorporó a la Carta Magna "derechos de acceso a los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión, cuya prestación el Estado deberá garantizar que se dé en condiciones de competencia, calidad, pluralidad, cobertura universal, interconexión, convergencia, acceso libre y continuidad".

Igual importancia "reviste la creación del Instituto Federal de Telecomunicaciones como órgano constitucional autónomo, que deberá regular, promover y supervisar el uso, aprovechamiento y explotación del espectro radioeléctrico".

"En las redes y la prestación del servicio de radiodifusión y telecomunicaciones; con facultades de competencia en estos sectores", enfatizó.