Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) liberaron la avenida Ruffo Figueroa, tras tres meses de mantener cerrada la principal arteria de la zona sur de la ciudad.

Los integrantes del magisterio disidente decidieron liberar la vía, así como parte de la explanada de la Secretaría de Salud, donde habían ubicado sus casas de campaña, como parte de las movilizaciones contra la reforma en materia educativa.

La dirigencia de la CETEG dio a conocer que no se liberará la calle Circunvalación, donde se ubican sus oficinas, porque el movimiento de resistencia continuará, "el gobierno tiene sus propias medidas de lucha, nosotros también", informó el vocero de la disidencia, Román Meinardo López Pachuca.

De manera inmediata, personal de Servicios Públicos del ayuntamiento de Chilpancingo inició tareas de limpieza, retiro de basura, así como la pinta de las jardineras y la vía se abrió a la circulación vehicular.

Los maestros cetegistas se ubicaron en la Ruffo Figueroa, luego de retirar su plantón de las instalaciones del Palacio de Gobierno y del Congreso estatal, donde permanecieron durante un mes desde el 25 de febrero, tras llevar a cabo mesas de diálogo con las autoridades del gobierno estatal.