Senador pide informe sobre delincuencia en DF

A pesar de las manifestaciones de violencia "con evidentes rasgos y características de delincuencia organizada", el discurso permanente de autoridades capitalinas en los últimos meses es declarar públicamente que no existe crimen organizado en la Ciudad de México.

El senador Pablo Escudero Morales, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), solicitó al jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Miguel Ángel Mancera, un informe sobre el aumento de la delincuencia organizada que opera en la capital del país.

Consideró imprescindible la prevención y el combate a la inseguridad que acecha a esta capital en los últimos meses, en razón de delitos vinculados directamente a la venta, tráfico, comercio y distribución de narcóticos.

Desde hace un año a pesar de hechos violentos perpetrados en zonas como Tepito, Iztapalapa, el Ajusco y la delegación Gustavo A. Madero, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, aseguró que sólo se trata de narcomenudeo y grupos delictivos.

El legislador recordó que en una entrevista publicada en abril pasado, el ex subsecretario de Seguridad Pública local, Gabriel Regino García, aseguró que el crimen organizado opera en el Distrito Federal.

"Por lo que negar la presencia de los cárteles de la droga en la ciudad es sólo un discurso electoral, pues la realidad es totalmente diferente", aseveró.

Insistió en que la administración capitalina reconoció que operan grupos criminales dedicados al narcomenudeo, pero la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada establece que cuando tres o más personas se organizan para cometer delitos contra la salud, son considerados miembros del crimen organizado,

"Es evidente que en el DF se instaló la delincuencia organizada, afectando gravemente la seguridad pública de la capital", señaló.

Ante este escenario el Gobierno del Distrito Federal se vio en la necesidad de instalar un grupo de coordinación con instancias federales, la Secretaría de Marina y la Secretaría de la Defensa Nacional, en materia de seguridad, consideró.

Debido a que no existe justificación para asegurar que el incremento de delitos cometidos en la Ciudad de México por personas relacionadas con el tráfico de drogas, no se trata del crimen organizado, exhortó al jefe de gobierno informar al Senado sobre el aumento de la delincuencia organizada que opera actualmente en esta capital.