Luis Suárez justifica acción al decir que "perdí el equilibro"

El delantero uruguayo Luis Suárez aseguró que no quiso morder al defensa italiano Giorgio Chiellini, en su juego por la tercera jornada de la fase de grupos de la Copa del Mundo Brasil 2014, sino que perdió el equilibrio y cayó.

El diario brasileño "O Estado de Sao Paulo" publicó extractos de un documento que da fe de que Suárez declaró a la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), que no tuvo la intención de propinar una mordida a su rival.

"Después del impacto, que me hace juntar las rodillas, pierdo el equilibrio y caigo sobre él. En ese momento impacto mi cara contra el jugador", asegura Suárez en el documento.

Dijo el atacante del club inglés Liverpool que tras el golpe tuvo un fuerte dolor que lo hizo caer, pero "en ningún caso ha sucedido lo que describe en su escrito como `morder´ o `intentar morder´".

Según lo escrito en el medio sudamericano, la FIFA respondió también a la sanción de nueve partidos sin jugar y cuatro meses sin actividad futbolística a Suárez al aclarar que castigó tan severamente al uruguayo por no arrepentirse.

"En ningún momento el jugador mostró arrepentimiento o remordimiento de ningún tipo ni admitió haber violado alguna norma de la FIFA, y por lo tanto no mostró consciencia de haber cometido infracción alguna", explica el texto.

"El jugador mordió al jugador contrario con la intención de lesionarlo" y lo definió como una "violación de la moral deportiva. Morder es un incidente de particular gravedad, escandaloso y completamente extraordinario del futbol".