UAEM analiza potencial del tlacoyo de haba como comida rápida

El tlacoyo de haba que se elabora en el municipio de Santiago Tianguistenco puede convertirse en una opción de comida rápida formal y un interés para el turismo, consideran investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

Tras realizar un estudio, la profesora e investigadora de la Facultad de Ciencias Agrícolas, Martha Lilia Mejía Reynoso, destacó la importancia de mejorar las condiciones higiénicas y de producción de este alimento, como estrategia para que aumente su consumo.

Explicó que con el objetivo de proponer un esquema de adecuación de la producción del tlacoyo de haba como comida rápida formal, un grupo de especialistas universitarios realizaron el "Estudio de la elaboración, consumo y potencial del tlacoyo de haba como propuesta de comida rápida en el municipio de Santiago Tianguistenco, Estado de México".

Indicó que como parte de esta investigación, se aplicaron varias encuestas a productores del tlacoyo, con el propósito de conocer datos, como forma de adquisición de la semilla de haba, tiempo y forma de elaboración, consumo, potencial como comida rápida y condiciones de higiene.

Además, el proceso de elaboración, comercialización, potencial de venta, costos de producción, de igual manera, se aplicaron encuestas a consumidores, sobre la preferencia y potencial como comida rápida.

De esta manera, el estudio determinó que Santiago Tianguistenco es un sitio estratégico, desde el punto de vista turístico, ya que es puerta de entrada hacia lugares como Cuernavaca, Malinalco y Chalma, lo cual implica que exista un alto potencial comercial del tlacoyo.

Recordó que el Estado de México es el principal productor de haba a nivel nacional, donde se siembran aproximadamente seis mil hectáreas, por lo que su consumo ocurre en diferentes formas.

En Tianguistenco, agregó Martha Lilia Mejía Reynoso, gran parte de la producción de haba se destina para grano seco, lo cual repercute en que la producción y venta del tlacoyo de haba sea muy común.

La investigadora detalló que la demanda del tlacoyo ha disminuido de manera significativa y son los adultos los principales consumidores, pero el potencial radica en el turismo extranjero, que compra tlacoyos de haba y también los piden para llevar.