La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que la clínica ubicada en la colonia Agrícola Oriental, delegación Iztacalco, donde el martes falleció una mujer al practicarle una liposucción, carecía de licencia de funcionamiento.

El subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas, Óscar Montes de Oca Rosales, informó que de acuerdo con las investigaciones la paciente Hilda Díaz García, de 43 años, ya había acudido a ese lugar a hacerse el mismo tratamiento en octubre pasado.

"La clínica no tenía licencia de funcionamiento por parte de la delegación, tenemos ausencia de equipo médico necesario para realizar una intervención como la que se hizo, la cual necesita de ciertas técnicas médicas e instalaciones para poderse practicar y no como lo hizo el doctor", subrayó.

En entrevista, el funcionario señaló que el médico responsable de la operación se reservó su derecho a rendir declaración ante el agente del Ministerio Público y junto con él también se encuentra a disposición de las autoridades su asistente clínico.

Comentó que la mujer presumiblemente falleció por la inyección de un medicamento, por lo que están a la espera del dictamen de necropsia del Instituto de Ciencias Forenses del Distrito Federal para conocer con precisión las causas.

La Agencia Investigadora Iztacalco 3 determinará a más tardar el jueves la situación jurídica del médico y su asistente por su presunta responsabilidad en el delito de homicidio.