Nueva Alianza ajusta sus estatutos a reforma política

El partido Nueva Alianza modificó sus estatutos a fin de llevar la paridad de género, así como la transparencia y las adecuaciones que ordenan las nuevas leyes político-electorales del país.

El presidente de esa fuerza política, Luis Castro Obregón, destacó que Nueva Alianza busca ser un partido más abierto, representativo, democrático y transparente, para crecer como fuerza política y ofrecer una opción moderna, joven, dinámica y distinta.

Las reformas estatutarias aprobadas por unanimidad pretenden institucionalizar la participación de organismos verdaderamente representativos de la sociedad, como los jóvenes y las mujeres, expresó.

En su mensaje en la Asamblea Extraordinaria del Consejo Nacional, a la que asistieron 352 consejeros nacionales, 83 por ciento del total, expresó que esta organización está llamada a ser "el partido de las libertades y el partido del futuro en México".

Asimismo, dar mayor transparencia y rendición de cuentas y "no obstruir la participación de la sociedad en asuntos públicos como lo han hecho los partidos del siglo pasado, quienes han provocado el descrédito, la desconfianza y el hartazgo social", puntualizó.

El partido, dijo, "no quiere envejecer ni caer en la dinámica burocrática que caracteriza a los viejos partidos, distanciados de la sociedad, ajenos a las verdaderas preocupaciones de las mayorías, más dedicados y concentrados en sus propios intereses y disputas por el poder".

En paridad de género, agregó, no sólo ha cumplido con la paridad en la selección de hombres y mujeres para puestos de representación popular, sino que también la habrá en todos los cargos del Comité de Dirección Nacional y en los comités estatales.

Refirió que las reformas estatutarias, presentadas por los consejeros Jorge Gaviño Ambriz, Lucila Garfias Gutiérrez, Sonia Rincón Chanona y Mariano Lara Salazar, serán enviadas en tiempo y forma al Instituto Nacional Electoral (INE).

De esta forma, indicó, Nueva Alianza se convierte en el primer partido en acatar lo ordenado por las nuevas leyes derivadas de la reforma político-electoral.