Municipios poblanos preparan ferias patronales

Pueblos del estado preparan sus ferias patronales en los respectivos zócalos o plazas, las cuales se realizarán este fin de semana en honor a San Pedro y San Pablo.

En San Pedro Tepeyahualco de Hidalgo, la fiesta comenzará a partir de este sábado, donde se espera que cientos de personas visiten el templo religioso de la población y disfruten de los juegos mecánicos y quema de cohetes.

Este municipio se ubica aproximadamente a 86 kilómetros de distancia a la ciudad de Puebla, en dirección al oriente del estado. Su nombre está compuesto por voces nahuas que significa "En la redondez o cerco de cerros".

Los sitios de interés en Tepeyahualco son la zona arqueológica de Cantona y la Laguna de Alchichica.

En tanto, en el municipio de Chilchotla se festeja a San Pedro y San Pablo con su tradicional feria anual, cuyos pobladores durante todo el año se preparan para la magna celebración.

Chilchotla se ubica a 120 kilómetros de la ciudad de Puebla, su nombre significa "donde brota mucho jilote o nace abundante mazorca tierna o maíz".

Durante los dos días de la feria, los pobladores y visitantes podrán disfrutar de los platillos de la región, como mole poblano, trucha y aguardiente con frutas de la región.

Entre los sitios turísticos que ofrece Chilchotla está el centro recreativo "La Virgen" y la belleza natural de sus cascadas La Fundición y La Cascada.

La Feria de San Pablo en el municipio General Felipe de Angeles se desarrollará el próximo domingo, que a decir de sus autoridades municipales sólo es un día de feria, pero llena de colorido y tradición en su templo religioso que data del siglo XVII con influencia Morisca.

El municipio se localiza a 55 kilómetros de la ciudad de Puebla y durante su feria se puede disfrutar de los platillos de la región como mole poblano, barbacoa y queso de tuna.

En la feria de San Pedro en Chapulco, a 134 kilómetros de la capital del estado, resaltan la devoción de sus fieles, quienes adornan con múltiples flores la iglesia del pueblo y abren las puertas de las casas para todo aquel que las visita y quiera comer de sus tradicionales tamales de mole, de frijol, rancheros y de dulce.

Entre los sitios y lugares de interés que ofrece Chapulco, "lugar de chapulines", están el templo parroquial en honor a San Pedro construida en el siglo XVI, así como el cerro Chapoltzin, donde familias de la región disfrutan de un día de campo.