La cúpula del Archivo General de la Nación será invadida por 50 aves vivas, que junto con una estructura tubular, forman parte de la instalación del artista Ricardo Caballero, que será inaugurada mañana en el Palacio de Lecumberri.

Bajo el título "Modelo para armar y vigilar", el artista recreará la torre de vigilancia de la antigua cárcel, con andamios que albergarán "aves-habitantes", con lo que se pretende potencializar la intuición del sonido y direccionar la mirada de los usuarios, informó el recinto.

Se trata de una simulación de la torre de Lecumberri, donde se simboliza la privación de libertad con el encierro de aves vivas, con la cual también se aludirá al pasado de las instalaciones del recinto, que albergará esta pieza hasta el próximo 28 de junio.

Esta propuesta artística será supervisada por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), para vigilar las condiciones de los animales participantes en este proyecto.

Los interesados podrán podrá apreciar la propuesta de Caballero en un horario nocturno de las diez de la noche a las siete de la mañana, lo que responde al interés de los organizadores por evitar posibles daños físicos y no importunar con el ruido a los investigadores y trabajadores.

"Modelo para armar y vigilar" cuenta con el trabajo curatorial de Samuel Morales, y en ella, el artista multidisciplinario interviene un sitio específico que señala la ausencia de la estructura eje de la arquitectura penitenciaria de Lecumberri.

La torre de vigilancia albergará aves vivas con la intención de atraer la atención del público, además de que con dicha acción se representará el aprisionamiento en la simulación de cárcel. El lugar operará como entidad vigilada y no como vigilante.

El Archivo General de la Nación, que con esta propuesta mantiene una relación etérea con su pasado carcelario, el cual es reflejado en la obra efímera, informó que las jaulas se limpiarán diariamente lo que permitirá presentar una instalación cuidada, que cuenta con las medidas de higiene y seguridad adecuadas.

Ricardo Caballero es un artista multidisciplinario que gusta de experimentar con diversos recursos, materiales y conceptos para desarrollar sus propuestas artísticas.

Estudió Psicología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Artes Plásticas en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado "La Esmeralda", además ha cursado talleres de composición de música electroacústica e introducción a la multimedia.

Fue becario del Instituto de Cultura del Distinto Federal en 2001 y del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) en 2002.

Actualmente imparte talleres de artes plásticas en el Centro Varonil de Rehabilitación Psicosocial y en el Centro Femenil de Readaptación Social del DF.