El nuevo ministro de Seguridad Pública de El Salvador, Ricardo Perdomo, anunció hoy en conferencia de prensa un plan para el combate a las extorsiones, al narcotráfico y al crimen organizado en el país.

Perdomo, quien no se comprometió con cifras, sino con resultados, señaló que así como su antecesor David Munguía Payés redujo en 52.0 por ciento los homicidios, "tenemos que bajar de manera drástica las extorsiones" que cometen las pandillas.

Indicó que el reto es también "reducir la influencia importante de la narcoactividad y el crimen organizado en la institucionalidad del país".

Al reunirse con el nuevo director de la Policía Nacional Civil (PNC), Rigoberto Pleités, en la sede de esa institución para coordinar el trabajo, Perdomo manifestó la necesidad de bloquear las fronteras a fin de minimizar el paso de la droga y el narcomenudeo.

"Vamos a hacer un combate importante en materia de lavado de dinero para golpear los patrimonios y los flujos de capitales que puedan venir de estas actividades ilícitas", agregó el funcionario.

El ministro expresó también que continuará apoyando a los mediadores de la tregua que han pactado las pandillas desde el 9 de marzo de 2012, así como a aquellas organizaciones que estén trabajando con esos grupos para su reinserción a la sociedad y vida productiva.

"Insisto, nosotros vamos apoyar a la sociedad. La obligación del Estado es proteger a la sociedad y hacer la acción policial que combata a los delitos, eso a través de ese dialogo", añadió el funcionario que hasta la víspera desempeñó el cargo del Organismo de Inteligencia del Estado (OIE).

Aseguró que el gobierno seguirá respaldando la construcción de oportunidades por medio de la prevención y reinserción productiva, que la sociedad pueda generar en ese pacto con las pandillas.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró nulas las elecciones de los antiguos ministros de Seguridad y de la PNC, David Munguía Payés, y Francisco Salinas, por ser militares, pues según la sentencia, la nueva doctrina solo permite que estos cargos sean dirigidos por civiles.

El fallo de la Corte, se dio en momentos que este gobierno con sus operativos antidelincuenciales y la tregua de pandillas, logró bajar de manera drásticas los homicidios, en un país donde se tenían hasta 18 asesinatos por día y ahora el promedio es de cuatro a cinco al día.

El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, rechazó el argumento de la corte, pero respetuoso de la Ley acató la medida y la víspera nombró a los nuevos funcionarios de seguridad pública.