El mostrar y recrear la tradición cultural mapuche, a través de su platería -desconocida en el contexto internacional-, es el objetivo de la exposición "Sueños del Rütrafe. Ornamentos de platería mapuche", que se exhibe en el Museo Nacional de Culturas Populares (MNCP).

En entrevista con Notimex, realizada en el espacio museístico que alberga la muestra hasta el 14 de julio, el orfebre chileno Juan Painecura Antinao comentó que otro de los propósitos es mostrar los fundamentos del origen de la aparición de la platería.

Destacó que la muestra es una obra exquisita, que tiene piezas de gran valor y que corresponde a otros pueblos; la idea es que otras personas la conozcan, pues incluye una pieza antigua de finales de 1700, es decir, hay obras que corresponden al siglo XVIII y XIX, puntualizó.

Sostuvo que la fecha es relevante porque la mayoría de los pueblos indígenas en el Continente de América, una vez que se constituían los estados, se integraron rápidamente a estos. Sin embargo, en el caso del pueblo mapuche no fue así, pues logró conformar frontera con los españoles.

"Y una vez que se constituye el estado en 1810, lo que hace es reconocer la frontera que tenía el imperio español, y luego comienza a avanzar la constitución del estado. Chile se constituye en 1810, y el primer avance hacia nuestro territorio se da en 1850", anotó.

El también investigador subrayó que las obras que conforman la exposición provienen de una colección de la Universidad Católica de Temuco, y que recientemente estuvo en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara. Tras su pasó por la ciudad de México, viajará a Hamburgo, Alemania, el próximo año.

Abundó que la colección está conformada por 117 piezas, de las cuales se exhiben aquí un total de 88 ornamentos de plata, que componen el ajuar tradicional de la mujer del pueblo ubicado en el sur de Chile.

Expuso que la tradición de crear piezas aún existe, pues tanto él como otros siguen construyendo obras de esas características, iguales o parecidas; "pero ha disminuido mucho el conocimiento y la práctica de la orfebrería mapuche en el contexto de la comercialización actual", apuntó.

En las comunidades, las piezas grandes son muy pocas y sólo los coleccionistas las compran, de ahí que ahora las obras, que regularmente se hacen con plata, se realicen con otros materiales, como níquel o bronce, por el costo de la plata, aseguró.

Además, señaló que todavía usan las joyas en el contexto de su funcionamiento interno, por lo que hoy en día el orfebre mapuche tiene distintos escenarios donde debe de actuar, uno de ellos, que sigue siendo el más importante, es el escenario donde se pueda producir, vender y alimentar a la familia.

"Ese es el que se mantiene vivo y se desarrolla, y va quedando como un elemento fundamental en el desarrollo de la actividad del orfebre o del rütrafe. No obstante, hay algunos que todavía estamos muy interesados en lo que es la capacitación, presentaciones y talleres, y seguimos para mantener la identidad de la cultura mediante la construcción de joyas", subrayó.

Aretes, pectorales, prendedores, collares, gargantillas y brazaletes de plata (con diseños de flores, pájaros e insectos de los bosques nativos), que reflejan la armonía entre pensamiento y expresión material del pueblo indígena mapuche, es lo que el público encontrará en la muestra "Sueños del Rütrafe. Ornamentos de platería mapuche".