La Comisión de Energía de la Cámara de Diputados acordó gestionar una reunión con el director de la CFE, Francisco Rojas Gutiérrez, y con funcionarios de Hacienda para tratar el tema de las tarifas eléctricas.

El presidente de esa instancia legislativa, Marco Antonio Bernal Gutiérrez, señaló que expondrán a los funcionarios federales el cúmulo de iniciativas y puntos de acuerdo que buscan la reducción de tarifas.

"Esta Comisión no puede estar desechando constantemente los puntos de acuerdo sin tener una panorámica única integral de qué es lo que está pasando en este sector, vamos a tramitar una reunión con el director de CFE para plantearle esta problemática y encontrar una vía de trabajo conjunto", señaló.

En una reunión de trabajo, indicó el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se busca conocer cómo se fijan las tarifas, cuánto les cuesta la generación y qué subsidios existen para la población.

Al respecto el panista Juan Bueno Torio señaló que el problema se agrava cada año, por lo que es necesario "entrar a fondo en la estructura de la empresa y del sector".

Indicó que existen criterios establecidos para fijar las tarifas eléctricas en el país, hay 30 tarifas diferentes de acuerdo con la zona geográfica, sin embargo no "hay claridad en la estructuración de las propias tarifas".

"Este problema lo traemos desde hace 20 años prácticamente desde 1992 que se hicieron las adecuaciones a la CFE con los productores independientes de energía, con el fin de abaratar los costos de generación, sin embargo, no se ha encontrado la salida adecuada", dijo.

El también secretario de la Comisión de Energía, Ricardo Mejía Berdeja, subrayó que existe discrecionalidad en los criterios para fijar las tarifas, situación que repercute en mayor medida en la clase baja.

"En los hechos hacen tabla raza, y se dilata la identificación del tipo de consumidor, el hecho es que hay un ajuste a las tarifas que debe atenderse", comentó.

En su oportunidad el perredista Javier Orihuela García, advirtió que en México "hay una gran problemática con relación a las tarifas eléctricas que la CFE aplica en el país".

"Nosotros estamos proponiendo que haya un criterio que nos permita establecer que el que use la energía eléctrica para negocio, la industria o para obtener una renta, tenga una tarifa".

"Los ciudadanos que la consuman para uso doméstico, tengan otra tarifa; y haya una tarifa especial para aquellos ciudadanos que son discapacitados o vivan en extrema pobreza. En resumen, una tarifa diferenciada", indicó.

Apuntó que la investigación tiene mucho que aportar para generar energía eléctrica más barata y accesible para la gente, por lo cual urge unificar una política presupuestal que impulse la investigación en el rubro de los diferentes tipos de energías y, con ello, alcanzar la soberanía tecnológica que requiere nuestro país.

"La investigación es algo muy importante, sobre todo en materia de energía en hidrocarburos y en energía renovable. Sólo que en México tenemos diversas instituciones que se encargan en hacer investigación como el Conacyt, la UNAM, y el IPN.

"Pero no reciben el apoyo debido porque hay una política muy dispersa en materia de investigación, sobre todo para obtener productos que la industria energética y eléctrica requiere", señaló.

Hoy, dijo, proponemos que se haga una sola política de investigación, que nos permita rápidamente ser independientes tecnológicamente en la industria petrolera o en lo que se refiere a energías renovables.

Es necesario, indicó, que se asigne más presupuesto y se oriente más la investigación en proyectos puntuales que nos permitan no depender de otras tecnologías por las cuales tenemos que pagar, incluso, regalías o impuestos.