ONG salvadoreña denuncia presión de EUA para adquirir transgénicos

Una organización no gubernamental (ONG) salvadoreña denunció hoy presiones de Estados Unidos para que este país centroamericano compre semillas transgénicas, lo cual, afirmó, atenta contra la soberanía alimentaria y la salud.

El director de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES), Mauricio Sermeño, aseguró que a través de la embajada estadunidense en San Salvador, la empresa norteamericana Monsanto presiona para que el gobierno salvadoreño le compre la semilla modificada.

Sermeño dijo a periodistas tener evidencias de que Monsanto entrega una bolsa de semillas junto al paquete agrícola que regala el Ministerio Agrícola y Ganadería (MAG) a miles de campesinos cada año para la siembra.

Desde el gobierno de Mauricio Funes (2009-2014), El Salvador produce su propia semilla mejorada de maíz, comprando el 92 por ciento (de la semilla) a los productores nacionales.

Si se aceptan las exigencias de la embajada de Estados Unidos para que Monsanto venda su semilla en El Salvador, se pondrían en riesgo "los avances en términos de soberanía alimentaria, en lugar de comprar a los agricultores semillas más sanas y fértiles", advirtió el ecologista.

Washington ha condicionado recursos del Fondo del Milenio (Fomilenio II), destinados a El Salvador, a la aprobación de reformas a la Ley del Lavado de Dinero y del cumplimiento de Tratado de Libre Comercio con Centroamérica (CAFTA) en el tema de las semillas.

La embajadora estadunidense en El Salvador, Mari Carmen Aponte, aseguró la víspera que mientras no se llegue a un entendimiento sobre los procesos de las semillas, esos recursos, alrededor de 272 millones de dólares, continuarán sin aprobarse.

Según la diplomática, el CAFTA establece la igualdad para competir en el caso de las empresas nacionales y extranjeras.