Avances en sistemas de pensiones impulsan mercados de capitales

Los sistemas de pensiones obligatorios de capitalización individual en América Latina han registrado aumentos de casi cuatro veces en el monto en dólares de los recursos bajo su administración durante los últimos 10 años, resaltó Standard & Poor's Ratings Services.

Señaló que si bien no califica ninguno de ellos, los fondos de pensiones contribuyen de manera importante al entorno económico y crediticio de cada país en América Latina y de la región en su conjunto.

De acuerdo con su artículo titulado "Avances de los sistemas de pensión de capitalización individual impulsan los mercados locales de capitales en América Latina", la calificadora señala que los países en América Latina han trazado sus propias rutas para diseñar sus planes de pensiones.

Chile fue el primer país de la región que en 1981 reemplazó su modelo de reparto tradicional (pay as you go) por uno de capitalización individual. Le siguieron Bolivia, El Salvador y México.

Perú y Colombia han implementado sistemas en los que conviven ambos modelos, y son los trabajadores quienes deben optar por alguno de ellos", dijo el analista crediticio, Sebastián Liutvinas.

"Por su parte, Uruguay y Costa Rica, optaron por sistemas mixtos integrados que incluyen una franja de reparto que cubre a todos los trabajadores y una franja adicional de capitalización obligatoria", agregó Liutvinas.

Debido al capital que los fondos de pensión inyectan a los mercados y a la economía, dijo, consideramos que favorecen el desarrollo y crecimiento, además de los beneficios que otorgan a los individuos que participan en ellos.

En nuestra opinión, a medida que estos sistemas continúen creciendo serán cada vez más esenciales para la economía de cada país, enfatizó.