Nominan a Jean-Claude Juncker a la presidencia de la Comisión Europea

La mayoría de los países miembros de la Unión Europea (UE) nominó hoy al conservador luxemburgués Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea (CE) para los próximos cinco años, en sustitución de José Manuel Durao Barroso.

La decisión fue anunciada por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en su cuenta de la red social Twitter durante el último día de una cumbre en Bruselas.

Fuentes diplomáticas indicaron que Juncker, de 59 años, recibió el respaldo de 26 países y el rechazo ya esperado de Hungría y Reino Unido, que consideran al luxemburgués "la persona equivocada para realizar las reformas necesarias" en el Ejecutivo europeo.

Su nominación deberá ahora ser confirmada por la mayoría en el Parlamento Europeo (PE) en la sesión plenaria del próximo 16 de julio.

Analistas consideraron que, salvo sorpresas, la confirmación se llevará a cabo sin dificultades, ya que es el candidato propuesto por el mayor grupo del hemiciclo, el Partido Popular Europeo (PPE).

Juncker, hijo de un trabajador siderúrgico y sindicalista, fue ministro del Trabajo y la Seguridad Social de Luxemburgo, a los 28 años y llegó a ser primer ministro a los 41 años, en 1995.

Abogado de formación, se mantuvo al frente de su país durante 18 años, un período dorado que se "manchó" con su renuncia en 2013, motivada por su implicación en un escándalo de vigilancia ilegal de millares de ciudadanos.

También se desempeñó como presidente del grupo de ministros de Finanzas de la zona del euro, el Eurogrupo, entre 2005 y 2013.

Además fue una de las principales piezas en la elaboración de los planes de rescate de Grecia, Irlanda y Portugal, así como del plan de ayuda a la banca de España y de la estrategia de austeridad y reformas adoptadas por la UE para hacer frente a la crisis financiera y económica.