El volante Germán Quiroga confía en su experiencia para enfrentar la siguiente cita del campeonato de la Nascar Camping Truck Series en el Dover Internatiotal Speedway.

Este viernes 31 de mayo Quiroga regresa a la acción en las pistas estadounidenses con la consigna de superar un error de su equipo que le costó un contacto con el muro apenas iniciada la competencia, además que la rotura de la suspensión lo mandó mando de nuevo a la barda.

Ahora para el compromiso en el trazado de una milla de Dover, el tricampeon de la Nascar México señaló que a pesar de que es una pista en la que no ha corrido la superficie de concreto le viene bien, por lo que planea utilizar su experiencia como un arma que le permita ser competitivo en carrera.

"No conozco la pista a ciencia cierta, pero en superficie de concreto he andado muy bien tanto en México como en Estados Unidos. Por ese lado tengo bastante seguridad. El hecho que sea de una milla también es una buena oportunidad. Sólo es cuestión de tener paciencia", expresó.

Quiroga, vigésimo del campeonato con 102 puntos, utilizará la misma camioneta número 77 con la que corrió en Martinsville, donde siempre anduvo muy rápido, peleando por el "top 5", aunque no pudo cerrar con un buen resultado.

"Hay que aprender de los que nos pasó en Charlotte. El objetivo es terminar la carrera porque eso aumenta la posibilidad de terminar en el 'top 10'. Hay que empezar a dar pasos firmes poco a poco", detalló.