Retrocede Bolsa Mexicana de Valores

Este viernes, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) opera con una pérdida de 0.09 por ciento, en línea con los mercados globales, debido a la publicación de indicadores económicos en Japón y a la espera de nuevos datos en Estados Unidos.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la BMV se ubica en 42 mil 576.49 unidades, con un descenso de 39.86 puntos respecto al nivel previo, en un inicio donde destaca el descenso de Grupo México, de 0.46 por ciento.

El principal indicador bursátil muestra ligeros cambios similares a los de los índices de Estados Unidos, donde el Dow Jones baja 0.08 por ciento, el Standard and Poor's retrocede 0.07 por ciento y el Nasdaq sube 0.05 por ciento.

Los mercados operan con ligeros cambios negativos luego de que en Japón se observara un incremento en la inflación que podría evitar que el Banco Central incrementara los estímulos monetarios, mientras que los inversionistas están a la espera del dato de Confianza de la Universidad de Michigan en Estados Unidos.

En los primeros minutos de operación, en la BMV se opera un volumen de 2.1 millones de títulos por un importe de 83.3 millones de pesos, de 35 emisoras que ganan, 21 que pierden y cinco que se mantienen sin variación.

En el mercado cambiario, el dólar cede terreno a la mayoría de sus cruces con divisas emergentes, en una suave corrección a los movimientos observados durante la jornada de ayer, aunque en el caso del peso hay poco movimiento, al cotizar alrededor de 13.00 pesos por dólar con una apreciación de 0.13 por ciento, de acuerdo con Banco Base.

Lo anterior, explica, se debe a que el mercado está a la espera del indicador de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan que se dará a conocer más tarde y de indicadores económicos de mayor relevancia en la semana entrante.

No obstante, anticipa que la baja volatilidad del mercado cambiario continuará en el mediano plazo, luego que los mercados han descontado el gradual retiro de los estímulos monetarios de la Reserva Federal estadunidense, con un distante incremento en tasas de interés, situación que podría cambiar hacia los meses de septiembre y octubre, añade.