El tetracampeón de la Gran-Am Series, Guillermo Rojas Jr., afrontará la primera de tres carreras que tiene programadas durante junio próximo con la visita al circuito callejero de Detriot.

"Estamos bastante emocionados ya que de manera personal y a mi equipo no nos gusta tener tanto tiempo de espera entre carreras. Ahora en las próximas semanas tendremos varias y será en los próximos dos meses cuando se defina gran parte del campeonato", dijo el piloto mexicano.

La actividad para el equipo Ganassi se incrementa por lo que es importante buena preparación para mantener el paso rumbo a su quinto campeonato e circuito de Belle Isle, trazado demasiado exigente para los frenos de los coches.

Esto, ya que al estar rodeado de vallas de seguridad las corrientes de aire no fluyen como normalmente pasa en los circuitos permanentes en donde se corre gran cantidad fechas, además para el equipo de Memo ha sido una pista que les ha resultado incómoda.

"Detroit no fue una buena pista el año pasado ya que tuvimos problemas de tracción, así como con el mapa de la computadora del motor que no nos permitió tener competitividad y a pesar de ello, nos pudimos meter al podio", abundó.

Para el corredor mexicano otro factor a tomar en cuenta en el circuito de cuatro mil 23 metros de longitud, la pista ha sido repavimentada, lo que da idea de que la intención del equipo es que sea una acción que les favorezca en la búsqueda de mejorar la tracción.

"Hemos trabajado duro ya que sabemos los retos que tiene esta pista callejera, la cual ha sido repavimentada. Ahora no sabemos qué grado tendrá de respuesta positiva en nuestro setup, ya que nuestro principal problema era tener tracción sobre los brincos, que es donde los Corvette eran muy competitivos", expuso.

Pese a los problemas con el mapa del motor y la falta de tracción, Rojas Jr. y su coequipero Scott Pruett se alzaron con el tercer lugar en 2012 por lo que ahora y dada la ligera ventaja que se tiene sobre sus perseguidores en el campeonato, un buen resultado es obligado este fin de semana.

"Vamos con una mentalidad fresca y con un nuevo setup para tratar de atacar estos problemas. Lo importante es que vamos de líderes en el título y Detroit será una fecha que vamos a tratar de ganar pero si no es así, vamos a tratar de llevarnos los máximos puntos para poder seguir en la pelea por el título", apuntó.

La Chevrolet Grand-Am 200 tendrá su sesión de calificación el viernes en punto de las 15: 55 horas (hora del centro de México) mientras que la quinta fecha del año se realizará el sábado 1 de junio en punto de las 11:25.