Artistas de Huetamo, Michoacán, enaltecen sus raíces

La bailadora de son de tabla Azucena Galván y el violinista Evaristo Galarza Castillo ofrecieron una conferencia sobre sus orígenes y la música michoacana, en la Casa de la Cultura de Huetamo, Michoacán.

Entre amigos, vecinos, alumnos y compañeros de trabajo, que describieron diversas características de ambos artistas regionales, Galarza Castillo anunció la presentación de su nuevo disco, "Rescatando nuestra identidad", el cual será lanzado con apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Los asistentes a la conferencia destacaron su labor en cuanto a la preservación de las tradiciones culturales de Huetamo, además de dedicar su vida a aprender, difundir, preservar e impulsar los saberes y técnicas de la música y danza de la región.

De acuerdo con Tania Jaimes Montufar, directora de Comunicación Social del Ayuntamiento de Huetamo, dar a conocer el trabajo de estos "grandes maestros" tiene el objetivo de acercar a la gente a su obra, para que ésta no desaparezca.

Agregó que "una de las prioridades de esta administración es impulsar la cultura y las tradiciones, sobre todo la música y el baile. A estos virtuosos de la danza y el violín pretendemos acercarlos a nuestra gente, porque reconocemos que a veces hay cierto olvido".

Al retomar la palabra, Galarza Castillo afirmó que lleva más de 80 años tocando el violín, instrumento que aprendió "de generación en generación" gracias a su abuelo, un destacado músico de Guerrero.

Asimismo, recordó que su gusto hacia la música nació desde que era pequeño. A los seis años comenzó a tocar el violín de su padre, aunque, durante su vida haya tenido que desempeñar diversos oficios para vivir.

Sobre las dificultades que tuvo que afrontar en su carrera, dijo haber sufrido mucho cuando tocaba, "sobre todo cuando iba a los ranchos, porque llegaban personas con caballo y empezaban a tirar balazos, eso fue lo difícil".

A pesar de saber interpretar diferentes géneros musicales, Galarza destacó su gusto por lo regional, y recordó que en su infancia pedía 50 centavos a sus padres para escuchar música y canciones de adoloridos en las cuatro rocolas de su pueblo.

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes destacó que la trayectoria musical de Galarza, lo ha llevado a contender por el Premio Estatal de las Artes Eréndira, galardón dirigido a reconocer y estimular a los creadores artísticos que han contribuido al engrandecimiento del arte en Michoacán.

Por otro lado, Azucena Galván refirió que sus primeros pasos los dio a los ocho años al lado de sus padres, quienes también tenían una fuerte afición por la danza.

"Esto de la danza lo traigo en las venas por mi papá y mi abuelita, así como por tres de mis hermanos, quienes también lo traen de herencia", expuso.

Agregó: "Comencé bailando a solas en casa y luego ya de adolescente iba a las bodas de Huetamo con mis amigas, con quienes aprendí a bailar".

Actualmente, la maestra se dedica a dar clases de tabla y música regional en jardines de niños y primarias, sin embargo, aclaró que le gusta enseñar sones, ya que el baile para ella es algo sagrado que le gusta transmitir a los demás.