Llaman a emprender estrategias para tener finanzas públicas sanas

Los tres niveles de gobierno deben contar con finanzas públicas sanas que mejoren los servicios dirigidos hacia la población, además de trabajar en una mayor transparencia, consideró el investigador Vladimir Herrera González.

El integrante del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados consideró que los incentivos generados con las últimas reformas fiscales y federalistas no han disminuido la dependencia estatal y municipal de los recursos federales, pues ésta se mantiene alta.

Al impartir la conferencia "Finanzas públicas estatales y municipales" en el Palacio Legislativo de San Lázaro, expresó que 81 y 66 por ciento de los recursos de las entidades federativas y los municipios, respectivamente, provienen del gobierno federal.

El especialista en presupuesto y gasto público del CEFP recordó que para 2014 las transferencias de recursos a las entidades federativas y los municipios quedaron en un billón 455 mil cinco millones de pesos.

Lo cual, dijo, representó 33 por ciento del gasto neto total, que es de cuatro billones 467 mil dos millones de pesos.

Las entidades con mayor dependencia del gasto federalizado son San Luis Potosí, Durango, Guerrero, Michoacán, Puebla, Chiapas, Baja California, Guanajuato, Oaxaca y Aguascalientes, en tanto que el Distrito Federal es el de menor dependencia, pero cuenta con una mayor deuda.

Mientras, los municipios de Tamaulipas, Tlaxcala, Chiapas, Yucatán, Hidalgo, Guerrero, Veracruz, Michoacán, San Luis Potosí y Guanajuato son los que tienen una mayor subordinación del financiamiento del gobierno federal.

Hizo notar que los ayuntamientos, a diferencia de los gobiernos estatales, tienen una menor dependencia del gasto federalizado, así como un bajo nivel de deuda, pues generan 29.5 por ciento de su recaudación local y su financiamiento o deuda es de 4.6 por ciento.

Por lo tanto, se pronunció porque los tres niveles de gobierno cuenten con finanzas públicas sanas que mejoren los servicios dirigidos hacia la población y trabajen por una mayor transparencia en el gasto a niveles federal, estatal y municipal.

"Los gobiernos estatales lo que menos quieren es transparentar los recursos, porque eso le quita margen de maniobra para el manejo de los mismos. Hasta 2012 tenían los estados para homologar sus cuentas a nivel nacional y 2013 para todos los municipios; los avances no se ven y no están homologando", afirmó.

En su opinión, se debe trabajar en la fiscalización y en la rendición de cuentas, pues esto dará pie a que los ciudadanos demanden mejores resultados de las finanzas públicas estatales y municipales.

"La presión social es fundamental para eficientizar el uso de los recursos", agregó.

El investigador demandó que los funcionarios públicos, principalmente a nivel municipal, cuenten con conocimientos sobre finanzas públicas, rendición de cuentas y fiscalización de recursos.

"Muchos problemas en este nivel se observan cuando una administración concluyó y es más difícil pedirles cuentas. Tan sólo en los últimos cinco años, la federación recogió 50 mil millones de pesos que no se gastaron a nivel estatal y municipal", puntualizó.

A su vez Rosalío Rangel Granados, investigador en temas de presupuesto y gasto público del CEFP, aseguró que en la actualidad el objetivo de la política económica es más la estabilidad que la promoción del crecimiento económico.

"En consecuencia, si se hace un gasto público mayor al pronosticado, da lugar a un déficit, lo que genera inestabilidad y, por ende, desequilibrios en los mercados", precisó.

Sostuvo que en términos sociales, la redistribución del ingreso y la reducción de la pobreza están limitados por la falta de empleo suficiente, bajas remuneraciones y poca productividad, además la restricción del gasto estatal limita que la reducción de la pobreza no tenga mejores resultados.

Rangel Granados explicó que el actual modelo de designación del presupuesto está basado en resultados y su propósito es tener un ejercicio eficiente, eficaz y transparente, así como generar un mejor impacto en la población.