La delegación local de la Canirac presentó hoy a la LX Legislatura local, una iniciativa de decreto orientada a declarar la gastronomía yucateca como Patrimonio Intangible e Inmaterial del estado de Yucatán.

Luego de la entrega del proyecto, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados en Yucatán, Álvaro Mimenza Aguiar destacó que este es el primer paso formal, a fin de que en un futuro, la comida yucateca reciba el reconocimiento respectivo por la Unesco.

Recordó que en diciembre de 2012, se hizo la propuesta al gobierno local, que en un lapso de cinco meses, a través de su Consejería Jurídica, trabajó junto con la Canirac-Yucatán, para elaborar la propuesta de decreto presentada este día al Poder Legislativo local.

El directivo explicó que un total de 10 estados cuentan ya con un decreto que eleva su gastronomía al rango de patrimonio, lo que les permite ser Patrimonio Intangible a Inmaterial, pero solo una entidad cuenta con este aval, por parte de la Unesco.

Este, subrayó, es el primer paso para que la comida yucateca sea reconocida como patrimonio nuestro, al que habrá de seguir, la elaboración de un catálogo conteniendo el tipo de platillos, los ingredientes para su elaboración y los diversos métodos de preparación, entre otros.

Mimenza Aguiar señaló que tras la emisión del decreto, el cual podría darse en un plazo de un mes, iniciará la elaboración del citado catálogo, que duraría entre uno y dos años, dado que en las siete regiones del estado, se pueden apreciar diferentes formas de elaborar un mismo producto.

Destacó que la denominación de la comida mexicana como Patrimonio Intangible e Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (Unesco) se logró gracias a la conjunción de esfuerzos entre las cocinas oaxaqueña, poblana y michoacana.

Afirmó que en lo individual, solo Michoacán tiene el reconocimiento de la Unesco, dado lo complejo del trámite, empero se buscará que Yucatán sea el segundo estado mexicano en obtener esa distinción.

El dirigente expuso que serán muchos los beneficios de contar con el decreto y un posible reconocimiento de Unesco a la cocina yucateca, el cual se sumará a los atractivos turísticos tradicionales como zonas arqueológicas, lo que permitirá un mayor posicionamiento de la entidad, en el plano internacional, así como mayor derrama económica.