El coordinador de la Comisión de Agua de la Conado, Jorge Herrera, afirmó que la sequía que se registra por tercer año consecutivo afecta a 21 estados del país, por lo que es urgente ejecutar políticas públicas coordinadas entre la Federación y los estados, a fin de garantizar el abasto del líquido y alimentos.

Al participar en el Foro sobre la Situación del Agua en el País en la Cámara de Diputados advirtió que el periodo de estiaje en la zona norte de la República es el más severo en 100 años, por lo que debe ser considerado como el principal problema de México.

El integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) sostuvo que las presas de esa región del territorio nacional han mantenido niveles inferiores al 30 por ciento, lo que dificulta la distribución del recurso en las entidades de la zona.

El gobernador de Durango apuntó que de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) este problema ha generado enormes pérdidas en la agricultura y ganadería y con ello problemas serios en el suministro de alimentos.

Dijo que mientras los estados del norte del país padecen por las constantes sequías, los estados del sur tienen una gran cantidad de agua y el pronóstico para los primeros en 2013 "no es muy halagador", por lo que urgió a atender el tema ya que "implica la sobrevivencia de la actividad ganadera, agrícola y forestal".

Sobre si los gobiernos estatales solicitarán un nuevo fondo de emergencia a la Federación para contener los efectos de la sequía, dijo que en este momento, a diferencia de los dos años anteriores, el Ejecutivo federal ya distribuye recursos a los estados para tal efecto.

No obstante, refirió que además del presupuesto aprobado para 2013 y el del próximo año, se deben analizar otros esquemas de financiamiento "que nos permitan, en un plan maestro, ir resolviendo este grave problema con el apoyo del Gobierno Federal".

A su vez, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el priista Francisco Arroyo Vieyra dijo que "el problema del agua en el país es grave, inmediato y por demás serio es el manejo del recurso".

Señaló que se debe reflexionar sobre el futuro del manejo de la agricultura nacional en relación con el agua, "de la vocación de nuestras tierras, de cuanto estamos reciclando y aprovechando el agua y qué tanto no".

Asimismo, señaló que es necesario pensar en programas de crédito "blandísimos, sino es que de fondos perdidos", para la recuperación de la infraestructura hidráulicas en los estados, así como en el uso eficiente del líquido por parte de la ciudadanía.

"El problema del agua nos alcanzó y es menester, obligación, responsabilidad, compromiso de la autoridad en sus diversos ámbitos de gobierno, en sus distintas competencias actuar al respecto", expresó el legislador.

Por su parte, el representante del gobierno de Tabasco en el Distrito Federal, Oscar Cantón Zetina, opinó que tal como se construye el gasoducto del sureste a Estados Unidos, se podría construir infraestructura para llevar agua del estado a la zona norte de México afectada por la sequía.