Santos, casa de Pelé y origen del surf en Brasil

La ciudad brasileña de Santos sin duda es referente del futbol mundial, es ahí donde jugó el considerado más grande futbolista de todos los tiempos, Edson Arantes do Nascimento, mejor conocido como Pelé.

Pero también es el lugar donde se originó la práctica del surf en el "gigante sudamericano". Hace 80 años que se inició este deporte, una tradición que no se pierde, pero que además ayuda a los niños y jóvenes a no involucrarse con las drogas, ni con otras actividades ilícitas.

Con el apoyo del gobierno local, la escuela pública de surf, "Picuruta Salazar", considerado uno de los mejores exponentes de esta actividad en Brasil, ofrece clases gratuitas a través de Augusto Martins, surfista profesional.

"Es un proyecto de gobierno y de surfistas poder enseñarle las clases gratuitas a los jóvenes para alejarlo de las calles y darle salud a ellos", dijo en entrevista.

No dudó en aceptar que ha tenido experiencias muy alentadoras, de adolescentes que parecen errar el camino, pero que han corregido su vida gracias a la práctica de este deporte.

"He tenido niños que estaban metiéndose en cosas que no, pero gracias a esto se han ido por el buen camino, y eso me da mucha satisfacción", indicó Martins.

Explicó que en la playa de Santos existen cinco escuelas de surf gratuitas, algo que sin duda es muy importante para que prácticamente toda la gente tenga acceso, ya que en un instituto privado el costo por hora puede ser de 100 o 120 reales (50 o 60 dólares aproximadamente).

Además, otro aspecto fundamental es que la escuela se encarga de prestarle las tablas para la práctica de esta actividad, las cuales en el mercado tienen diferentes precios, desde los 700 reales (350 dólares) hasta los 6 mil reales (3 mil dólares).

La calidad de la escuela es tan buena que hasta un perro llamado "Parafina" también ha aprendido a surfear junto a Martins. La fama del cachorro es tan grande, que inclusive un grafiti recrea sus aventuras en el agua, donde junto a Augusto recorre las olas, como todo un profesional.