Proponen incluir asentamientos irregulares en atlas de riesgo

La diputada local Miriam Saldaña pidió al gobierno capitalino elaborar o actualizar el atlas de riesgo, que incluya los asentamientos irregulares de cerros y barrancas, a fin de reforzar las políticas de protección civil con objetivos a largo plazo.

La presidenta de la Comisión de Vivienda de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) destacó que la manera más efectiva para combatir los desastres naturales es la prevención.

Es necesario reforzar las políticas de protección civil para evitar situaciones graves, pues los más afectados son siempre los grupos de mayor vulnerabilidad, como niños o ancianos.

Por ello, propuso a la Procuraduría Social capitalina trabajar de manera coordinada para que los habitantes de las unidades habitacionales adquieran y refuercen sus capacidades, habilidades y conocimientos para coadyuvar en situaciones de emergencia.

Es necesario, aseveró, elaborar un sistema que permita detectar los factores de riesgo en las unidades habitacionales, además de campañas de difusión, sensibilización e inducción a la prevención.

También consideró importante contar con un programa de monitoreo de viviendas, a fin de detectar no sólo estructuras dañadas, sino obsoletas, así como garantizar que todas las construcciones cumplan con las normas de seguridad requeridas.

Saldaña Cháirez se pronunció por organizar simulacros de repliegue y desalojo en las unidades habitacionales para brindar seguridad a los condóminos.

La asambleísta asistió como testigo de honor a la toma de protesta de los Comités de Protección Civil y Seguridad de Unidades Habitacionales del Distrito Federal.

En este marco, se congratuló por el interés del gobierno capitalino en salvaguardar la integridad física y patrimonial de las familias capitalinas en este año, fortaleciendo las acciones para atender a los casi 3.6 millones de habitantes de al menos ocho mil unidades habitacionales.

La tarea de los comités no es fácil y pone a todos ellos como ejemplo en otros sectores, puesto que con el uso de las nuevas tecnologías, como el caso de los radioreceptores de alertamiento sísmico, se proporcionará mayor seguridad en las zonas habitacionales, subrayó.