La reciente encuesta de trabajo infantil reveló que en Panamá trabajan 50 mil 410 niños, la mayoría en áreas rurales o indígenas, una reducción de 19 por ciento respecto a la medición de 2010, dijeron hoy las autoridades.

11 mil 370 niños ya no están en trabajo infantil y salieron del mercado laboral", indicó el informe elaborado por la Contraloría General en coordinación con el Ministerio de Trabajo.

El total de niños que trabajan representa el 5.6 por ciento de los menores de 17 años de edad, indicó el estudio.

"Si seguimos a este ritmo podremos alcanzar la meta de eliminar en 2015 las peores formas de trabajo infantil", indicó la ministra de Trabajo de Panamá, Alma Cortés, durante la presentación del informe elaborado en 2012 y cuyos datos trascendieron este miércoles.

A juicio de la funcionaria, en la reducción del fenómeno influyó la creación de varios programas sociales de trasferencias monetarias, como becas para estudiantes, bonos alimenticios, y otorgamiento de dinero para familias pobres.

El secretario general de la Contraloría, Edwin Herrera, explicó que según el estudio, el fenómeno de trabajo infantil está vinculado a las condiciones de pobreza de las familias, en un país donde cerca del 25 por ciento de la población es pobre.

Hogares con condiciones de desintegración familiar, abandono de alguno de los padres y problemas de violencia intrafamiliar alcoholismo y drogadicción son características de las familias de los niños que trabajan, indicó Herrera.

Añadió que para los menores trabajadores la calle se convierte en un lugar cotidiano de vida con los riesgos que ello implica, entre ellos deserción familiar, delincuencia, abuso sexual y drogas.

De los 50 mil niños que trabajan, unos 40 mil hacen trabajo peligroso, la mayoría en áreas rurales.

De los niños que trabajan solo 3.3 por ciento no ha ido a la escuela, el 44 por ciento tiene algún grado de secundaria; y el 61 por ciento asiste al colegio.

Las labores a las que se dedican son Agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (56.0 por ciento), comercio (16 por ciento), construcción (7.0 por ciento) e industrias manufactureras (4.4 por ciento) entre otras, con ingresos promedios de 92 dólares mensuales.