Congelada en Reino Unido Ley sobre prohibición de animales en circos

La legislación sobre la prohibición total de animales salvajes en circos, como tigres, elefantes, cebras y leones, está congelada en el Parlamento de Westminster, al no ser incluida en el paquete de reformas que presentó la reina Isabel II el pasado 4 de junio.

La coalición de gobierno publicó el 13 de abril de 2013 una iniciativa de ley que prohíbe el uso de animales salvajes en los circos de Inglaterra, pero no será considerada en el actual periodo de sesiones.

En los últimos años organizaciones de protección a los animales como la Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad en Animales (RSPCA por sus siglas en inglés), la Fundación Born Free, y la Asociación Británica Veterinaria encabezan una campaña para prohibir el uso de especies salvajes en circos.

El debate se intensificó luego de un video televisado en 2011 que muestra el maltrato de una elefanta asiática, de nombre Anne, que viajaba en el circo Roberts Super Circus.

Una organización internacional defensora de los animales, filmó de manera secreta a un empleado del circo golpeando y maltratando a Anne. Tras ello, la Cámara Baja emitió una moción el 23 de junio de 2011 llamando al gobierno prohibir el uso de animales silvestres en los espectáculos.

Mientras tanto, el Departamento del Medio Ambiente, Alimentos y Asuntos Rurales (DEFRA, por sus siglas en inglés) otorga licencias a los circos que cumplen con normativas de cuidado y protección, en tanto se aprueba la legislación en la materia.

Actualmente sólo dos circos ingleses tienen licencia para utilizar animales silvestres en sus espectáculos: Circo Mondao y Peter Jolly's.

Peter Jolly's celebra esta semana cuarenta años de antigüedad con un espectáculo que incluye leones, tigres, cebras, serpientes y renos.

El portavoz del circo, Anthony Beckwith, afirmó que las especies están bien cuidadas y el gobierno les hace inspecciones siete veces al año.

"Hemos criado seis generaciones de leones en cautiverio, así que hemos crecido con estos animales. Tenemos un registro cada vez que los alimentamos, les damos agua, y del tiempo que pasan dentro y fuera de sus jaulas", argumentó Beckwith.

El gobierno argumenta, por su parte, que el uso de animales en circos "es tradicional, pero anticuado", y que "la naturaleza salvaje y valor innato" de los animales silvestres debe reconocerse.

El documento oficial señala que hay muy "poco o ningún beneficio educativo, de conservación, de investigación o económico derivado de los animales que viajan en circos que pueda justificar su uso".

El parlamentario conservador, Lord de Mauley, reconoce que "la industria del circo británica tiene una herencia rica que data de hace más de dos siglos, y espero que siga desarrollándose en el futuro".

Argumentó que el uso de animales salvajes durante muchos años fue parte de la experiencia de ir al circo: "La única oportunidad que la mayoría de gente tenía de ver a especies exóticas de países lejanos, pero hoy existen zoológicos de clase mundial y documentales de animales" que han venido a satisfacer la curiosidad y su apreciación.

El uso de animales salvajes en circos se debate entre la tradición de una industria centenaria y la oposición de grupos defensores. Una encuesta realizada por DEFRA reveló que 94 por ciento apoya una prohibición del uso de animales en circos.

Un sondeo realizado por Notimex confirmó que muchos se oponen al uso de especies exóticas como medio de entretenimiento.

"No me gusta ir al circo para ver a los animales entretenernos. El sonido del látigo es horrible", señaló Katya.

Shelley, otra entrevistada dijo que se opone al uso de animales salvajes en circos por razones éticas "porque no sabemos cómo los están cuidando y por la crueldad que implica enjaular a una especie acostumbrada a estar libre".

Por su parte, el director de Relaciones Públicas de RSPCA, David Bowles destacó que "el público británico tiene un conocimiento más amplio del bienestar de los animales que lo que el gobierno cree".

Bowles agregó que el reconocimiento de animales como seres conscientes es aceptado en todo el mundo y muchos países están poniéndose al corriente en las legislaciones excepto en Reino Unido.

Países europeos como Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, Grecia y Eslovenia han prohibido el uso de animales silvestres en los circos, mientras que otros han prohibido el uso de especies clave.

Datos de RSPCA en el continente americano, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Paraguay, y Perú tienen prohibido el uso de animales salvajes en los espectáculos circenses.