Nace bebé en el Metro y otro en una patrulla

Este jueves dos mujeres dieron a luz en situaciones poco usuales en esta capital; una de ellas en la estación Atlalilco de la Línea 12 del Metro, y la segunda en una patrulla de Protección Ciudadana Buenavista.

En el primer caso, una mujer de 23 años parió a un bebé de sexo masculino, en la estación de la Línea Dorada del Sistema de Transporte Colectivo, Metro, con apoyo de elementos de la Policía Auxiliar de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal.

La policía Leticia Sánchez Andrés, adscrita al Sector 70, vigilaba la entrada de la estación Atlalilco cuando la señora Frida de la Peña González le pidió apoyo al sentir dolor abdominal, motivado por 36 semanas de gestación.

La uniformada solicitó respaldo de los servicios médicos y junto con los oficiales Eduardo Cerbada Domínguez y Ricardo Linares Almaro, trasladaron a la futura madre a una carpa al interior de la estación, todo según un comunicado de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF).

Sin embargo, los uniformados se percataron que las contracciones iban en aumento, por lo que adecuaron una camilla y recostaron a la mujer y la oficial Leticia Sánchez se colocó unos guantes de látex y comenzó a apoyar las labores de parto.

De esta forma, se consiguió el nacimiento de un bebé, a quien le cortó el cordón umbilical y lo arropó, mientras esperaban el arribo de la ambulancia.

Después llegaron paramédicos a bordo de la ambulancia del ERUM A8-017, quienes luego de valorar a la madre y al bebé los diagnosticaron en perfecto estado de salud, por lo que los trasladaron al Hospital Infantil de Tláhuac para una atención médica especializada.

Por otra parte, una mujer en situación de calle dio a luz en una patrulla de Protección Ciudadana Buenavista, auxiliada por los policías Víctor Miramontes Cruz y Héctor Ángel Cruz.

Los hechos sucedieron cuando los patrulleros realizaban su recorrido de vigilancia en la unidad P93-39, por calles de la colonia Guerrero, y transeúntes les avisaron que una mujer embarazada sufría fuertes contracciones en la esquina de las calles Mosqueta y Zarco.

Al dirigirse al lugar, los oficiales solicitaron el apoyo de una ambulancia para auxiliar el parto, pero encontraron a Gabriela Trejo Gutiérrez, de 30 años, recostada sobre la banqueta a punto de dar a luz.

Ante la urgencia, los policías decidieron intervenir y subieron a la mujer al asiento trasero de la patrulla y tras acomodarla recibieron a una niña en perfecto estado de salud.

Asimismo, con sábanas que dieron vecinos del lugar, limpiaron a la pequeña y la arroparon, y a los pocos minutos llegaron socorristas de la ambulancia A80-04 del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM).

Los paramédicos valoraron a madre e hija y determinaron que estaban fuera de peligro, pero ambas fueron trasladadas al hospital Materno Infantil J.M Cedillo para recibir una atención más completa.

La SSP-DF subrayó que los policías auxiliares del Distrito Federal reciben capacitación constante en materia de primeros auxilios, cultura del buen trato, equidad de género y derechos humanos, lo que en casos como este ha dado resultados positivos.