La derecha política y empresarial de El Salvador arremetió hoy contra el cuarto año de gobierno del presidente de El Salvador, al calificarlo como un "fracaso" y falta de credibilidad.

La evaluación que hacen los detractores contrasta con las encuestas de opinión que dan una amplia popularidad al mandatario por los cambios que ha hecho a favor de los pobres de este país y en otras áreas.

La opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) afirmó que han estado ausentes las políticas públicas de esta administración en materia de seguridad y en al área económica.

El jefe de bancada arenera, Donato Vaquerano, señaló en conferencia de prensa que este gobierno ha sido el "peor" que haya tenido en su historia el país.

Para la Arena, Funes y el gobierno del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), han incumplido una serie de promesas hechas a la población.

Por su parte, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) divulgó este miércoles una encuesta donde destaca que los empresarios restan credibilidad a las instituciones del presente gobierno.

"Esta encuesta reveló en términos generales que la credibilidad que las empresas tienen hacia las instituciones del gobierno siguen decayendo", dijo el presidente de la gremial, Jorge Daboub.

Según el sondeo, siete de cada 10 empresarios rechazaron los impuestos que anunció el Ejecutivo en 2012, aunque éstos aún son aprobados por el congreso.

El 55.6 por ciento de los empresarios consideró que es necesario disminuir el gasto público para poder enfrentar la crisis económica nacional.

Tanto los empresarios como los políticos areneros aseguran que este gobierno se ha endeudado, aunque el presidente Funes les respondió este día que han tenido que hacerlo para pagar tantas deudas que dejaron los gobiernos areneros.

El gobierno de Funes ha quitado muchos privilegios al gran empresariado salvadoreño y eso los ha enfrentado a lo largo de este gobierno del cambio.

Funes rendirá al congreso su cuarto informe de gobierno el 1 de junio próximo.