Unión, vital para abatir delitos: organizaciones sociales

La unión de la sociedad civil y la voluntad política de las autoridades son la fórmula para combatir el secuestro y otro delito, consideró José Antonio Ortega Sánchez, presidente del consejo ciudadano para la seguridad pública y la justicia penal.

En conferencia de prensa para recordar 10 años de la marcha denominada "Rescatemos a México" indicó que es indispensable la exigencia pública a la autoridad para abatir complicidades y establecer estrategias para solucionar los problemas de inseguridad.

Afirmó que debido a la Organización de la Sociedad Civil, el Distrito Federal no se ha convertido en un lugar en que la violencia se extienda como ha sucedido en los estados de Tamaulipas, Michoacán y Guerrero, entre otras.

"Tomar las calles pacíficamente para protestar por la inseguridad u otro justicia si funciona y más si se hace con tenacidad y exigencia certeza y claras", apuntó.

María Elena Moreda, presidenta de la Organización Causa en Común aseveró que hace 10 años cuando se realizó la marcha rescatemos a México el delito de secuestro y otros disminuyeron de manera considerable; lo que hace necesario que la ciudadanía de nueva cuenta se una para exigir buenos resultados.

En este sentido hizo el señalamiento, que en el Distrito Federal se han multiplicado en número de organizaciones civiles, las cuales deben hacer un frente común para denunciar y pedir se apliquen estrategias para combatir la inseguridad.

En tanto, Josefina Ricaño, presidenta de México Unido contra la Delincuencia refirió que los ciudadanos deben agruparse y luchar para combatir con el secuestro y otros ilícitos que afecta a las familias y a las víctimas, por lo que la cultura de la denuncia es de vital importancia para evitarlos.

El su oportunidad Laura Elena Herrejón, fundadora del Movimiento Pro-vecino consideró que la falta de valores en la sociedad ha generado que aumenten los índices delictivos, por lo que la ciudadanía y las autoridades deben tomar acciones para evitar que los grupos delictivos continúen cometiendo ilícitos, lo cual vulnera la tranquilidad de las familias.

En el mismo sentido se pronunciaron Alfonso Otero, de la asociación de Tlalnepantla, Alberto Núñez de Coparmex y Ángel Corona del Comité Nacional de Consulta y Participación de la Comunidad en Seguridad Pública.

Consideraron que el secuestro es una amenaza constante, que se deben unir para lograr un México seguro, en el qué existan empleos bien remunerados y los jóvenes tengan acceso a la educación.