Rodolfo Ritter probará en Bellas Artes su calidad interpretativa

Piezas como "La clave bien temperado BWV 846-53", "Sonata op. 2 núm 2 en La mayor" y "Barcarola Op. 60", serán interpretadas por el pianista mexicano Rodolfo Ritter, quien tendrá el reto de mostrar su calidad interpretativa en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

El recital, mañana por la noche, se realizará en el marco de los "Conciertos en Bellas Artes", programa en el que se presenta de manera regular.

El director de orquesta Enrique Arturo Diemecke ha calificado a Ritter, "como un extraordinario músico", quien fuera finalista del primer Concurso Internacional de Piano "Liszt Parnassos" en 2003.

En el recital, el pianista hará su peculiar interpretación de "El clave bien temperado BWV 846-53", de Johann Sebastian Bach; "Sonata op. 2 núm. 2 en la mayor", de Ludwig van Beethoven, y "Barcarola Op. 60", de Fryderyk Franciszek Chopin.

Desde hace varios años, Rodolfo Ritter se presenta habitualmente en las principales salas de música de México, entre ellas el Palacio de Bellas Artes, el Museo Nacional de Arte y la Sala Nezahualcóyotl; así como en el Salón de Honor de Les Invalides en París y el Palacio Altenburg en Weimar, Alemania, entre otras.

El actual integrante del grupo de Concertistas de Bellas Artes también fue señalado por el director Enrique Barrios, como un "pianista de lujo, de trayectoria confirmada, no obstante su juventud".

"En Ritter está la tradición y, al mismo tiempo, el guiño a un futuro más liberal para todo aquel que desea disfrutar más allá del conocimiento y la etiqueta de buena música en todas sus formas", se comentó en una de las estaciones radiales de música clásica más escuchadas en el país.

Antes de presentarse con frecuencia como solista invitado en las orquestas mexicanas y con la Stumentale Italiana, el pianista había estudiado en México, Israel y Austria, bajo la batuta de Gustavo Morales, Andrés Oseguera, Prats, Rados, Kehrer, Sandor, Derevianko, Aimard y Afanassiev.