Celebran en Miami clasificación de Estados Unidos

Jhonatan Crawford, de 15 años, llegó a un restaurante local envuelto en la bandera de Estados Unidos para ver el partido decisivo ante Alemania, en el cierre de la fase de grupos de la Copa del Mundo Brasil 2014.

"Estoy confiado en que vamos a clasificar. Ya les ganamos antes del Mundial 4-3 y el coach Jurgen Klinshman conoce bien la estrategia de los alemanes", dijo a Notimex Crawford antes del partido.

Pese a que Estados Unidos perdió 0-1 ante Alemania, Crawford y decenas de estadounidenses celebraron la clasificación a la siguiente fase, luego de que Portugal venció a Ghana 2-1 en el otro partido del Grupo G.

"¡USA, USA, USA, USA!" comenzaron a gritar en coro Crawford y su grupo de amigos, con los que llegó acompañado al local que habilitó una pantalla gigante en el corazón de Coral Gables, en esta ciudad.

Con cerveza alemana "Warsteiner" y el tradicional "pretzel bávaro" decenas de estadounidenses y alemanes disfrutaron de las incidencias del partido.

"Tuvimos un buen partido ante Portugal (2-2) y el triunfo ante Ghana (1-0) nos dio el pase" señaló David Pollo, de origen cubano, quien orgullosamente vestía el jersey estadounidense con el nombre del volante Bob Bradley.

"Yo estoy dividida porque mi abuelo es alemán", dijo a su vez Mary Portillo de 25 y de origen venezolano, envuelta en la bandera de las barras y las estrellas.

Aunque Estados Unidos participa en este Mundial, su equipo no es un factor de unidad en Miami.

En el sur de la Florida, una comunidad tan heterogénea que es una especie de asamblea de Naciones Unidas, cada uno sigue a su equipo nacional y los establecimientos comerciales de la ciudad reflejan las nacionalidades.

Pero el público estadounidense que reunió el juego ante Alemania confirma de manera inequívoca, la creciente popularidad del futbol en un país que no ha acogido a este deporte con la misma velocidad que lo ha hecho el resto del mundo.

Datos de la encuestadora Nielsen señalan que el juego del domingo pasado en el que Portugal le empató a Estados Unidos a dos tantos en el ultimo minuto, confirman que ese juego fue visto por un promedio de 24.7 millones de espectadores en los canales ESPN y Univisión.

Esa cifra es similar a los espectadores estadounidenses que vieron la final de la Copa del Mundo de 2010 entre España y Holanda.

Pero ESPN dijo que 490 mil personas más vieron el juego en sus dispositivos móviles usando una de las aplicaciones que ha desarrollado la compañía.

Previo al encuentro de hoy, esa cadena mostró a centenares de aficionados que se reunieron en diversas ciudades para ver el juego ante los alemanes.