Función de partidos en el INE excluye proponer sobre funcionarios

Las fuerzas partidistas que forman parte de los órganos del Instituto Nacional Electoral (INE) tienen una función de acompañar, de conocer el procesamiento de la toma de las decisiones, pero no son instancias para proponer la remoción o no de algún funcionario.

"Esa es una decisión que le compete legalmente, el proponer a funcionarios para su designación, a la presidencia del Consejo General, y le corresponde a los miembros del Consejo General -con una mayoría de ocho votos- aceptar o no las propuestas que haga la presidencia", aclaró el presidente, Lorenzo Córdova.

En ese sentido, refrendó en entrevista que la designación del titular de la nueva Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) se hará con plena autonomía de la presidencia y con respaldo mayoritario de los integrantes del Consejo General.

Si bien los partidos políticos representados ante el órgano electoral siempre son escuchados, éstos no participan ni tienen atribuciones para el procesamiento y designación de quienes integren la Junta General Ejecutiva, aseguró.

Entonces, todas las decisiones que se tomen, a propósito de nombrar o sustituir a algún funcionario se tomarán por la parte del Consejo General que vota "y no por sugerencias, pedimentos o peticiones de los partidos políticos".

Con ello dejó al margen los comentarios del representante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) ante el INE, Camerino Eleazar Márquez Madrid, quien cuestionó el desempeño de Alfredo Cristalinas como titular de esa Unidad en el Instituto Federal Electoral, y por tanto la viabilidad de una posible designación al frente de esa instancia en el nuevo órgano y de la que es encargado.

Así, las decisiones del INE se tomarán en sus méritos, no porque algún partido lo pida ni porque todos los partidos lo pidan.

Alfredo Cristalinas es encargado de despacho "porque la Unidad Técnica de Fiscalización sustituyó la anterior Unidad de Fiscalización", y mientras la presidencia del Consejo y el Consejo General determinen que es pertinente nombrar a un titular distinto, él seguirá en ese puesto, ratificó.

El consejero presidente precisó que el INE heredó la Junta General Ejecutiva del Instituto Federal Electoral (IFE), la cual se integró con funcionarios "que han cumplido con su trabajo, que han permitido que las elecciones en el pasado se lleven a buen puerto".

Sin embargo, estimó que siempre es importante un pensamiento institucional "y, en el momento en que así se considere oportuno, la presidencia del Consejo planteará los cambios que considere pertinentes al Consejo General, y el Consejo General decidirá si los acompaña o no".

Pero insistió: "esto no obedece sino a un interés estrictamente institucional; ni a presiones, ni a sugerencias, ni a peticiones de actores políticos que si bien siempre deben ser escuchados, no participan, no tienen atribuciones para el procesamiento y designación de quienes integren la Junta General Ejecutiva".

El titular del INE fue entrevistado luego de dictar la conferencia magistral La reforma electoral 2014, en el marco del Seminario Internacional Derechos Políticos, Instituciones Electorales, Sistema de Gobierno y Democracia, organizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM.