Imperativo económico ampliar inclusión al sistema financiero: FMI

Debido a que más de una tercera parte de la población en el mundo está excluida de los mecanismos financieros, es un "imperativo económico" llegar a ellas y empoderarlas para que puedan lograr sus capacidades, sostuvo la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

En la inauguración del Foro Internacional de Inclusión Financiera, celebrada en Palacio Nacional, aseguró que la inclusión financiera es una herramienta importante y si está respaldada por políticas sólidas, puede ir de la mano de la estabilidad financiera.

"La inclusión financiera empodera a las personas y a las familias, especialmente a las mujeres y a los pobres, y los sistemas financieros que funcionan adecuadamente enriquecen a todo un país", expuso ante el secretario Hacienda, Luis Videgaray, y el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

En el acto encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto, señaló que la inclusión financiera contribuye a la estabilidad financiera y crea oportunidades, pero también necesita ser administrada correctamente.

"Necesita ser correctamente regulada, porque (la inclusión financiera) a los beneficiarios incorrectos, bajos los términos incorrectos, puede ser un peligro y puede subestimar esta estabilidad financiera", agregó.

Lagarde advirtió que ampliar crédito a proyectos no productivos o clientes no correctos puede exponer a los prestadores y a quienes les prestan a riesgos y a grandes problemas.

Expuso que para los propósitos de estabilidad financiera es crítico que la información esté disponible y el principio de la transparencia se lleve a cabo.

La inclusión financiera responsable, explicó, implica ayudar a que los consumidores, en especial a los más vulnerables, a que aprovechen las ventajas que esta ofrece de forma responsable, sin que tengan mayores deudas ni sean víctimas de penalizaciones o tasas de interés.

Para lograr lo anterior, señaló, el papel de la sociedad civil será sumamente crítico en este momento, además de la educación financiera, una mejor protección del consumidor, reglamentos en el mercado y políticas que mejoren la transparencia.

En ese sentido, resaltó que México brinda un buen ejemplo, pues como parte de sus reformas financieras, está creando un buró de crédito para todas las instituciones financieras, además de un buró de información que pública las tasas de interés y quejas sobre prácticas incorrectas, "medidas que son cruciales para poder construir la confianza en los consumidores".

La directora gerente del FMI comentó que más de una tercera parte de la población en el mundo continúa excluida en el ámbito financiero aún en un mundo tan interconectado y en donde los flujos financieros crecen.

"Dejemos al lado la cuestión moral, esto es para que la conciencia de todos ustedes lo decida, pero para nosotros es un imperativo económico que a estas personas se les empodere para que puedan lograr sus capacidades", añadió.

Destacó que la inclusión puede ayudar, y si está respaldada por políticas sólidas puede ir de la mano de la estabilidad financiera.

Además, fortalece a las personas y a las familias, en específico a las mujeres y a los pobres y los sistemas financieros que funcionan adecuadamente enriquecen a todo un país.

Expresó que el FMI es un socio de México "y seguiremos siendo socios en términos de inclusión financiera y los esfuerzos por parte de las autoridades mexicanas y del sector privado mexicano el poder llegarles a aquellos que necesitan tener acceso, inclusión financiera".