Llegan a Puebla las fotografías del francés Michel Séméniako

El abandono de la identidad, la vida de los migrantes, qué esconde un paisaje urbano y la inevitable esperanza de que mañana todo va a cambiar, es lo que el fotógrafo francés Michel Séméniako expresa mediante su trabajo sólidamente edificado a través de una amplia gama de colores, donde toman importancia el verde, azul y rojo al generar metáforas.

En el marco de las actividades de la Semana de Francia en Puebla organizada por la Embajada de Francia en México, en conjunto con el gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Puebla, este jueves, a las 18:00 horas, en la Fototeca Juan Crisóstomo Méndez será inaugurada esta muestra.

El artista nacido en Annecy, Francia, en 1944, ha logrado conformar una exposición de 19 piezas pertenecientes a las series Exil (Exilio) y Nuits Chromatiques (Noches cromáticas).

"La fotografía no es una exploración para perderse, sino para buscar significados", ha dicho Séméniako, quien desde 1980 fotografía paisajes nocturnos, espacios arquitectónicos y objetos diversos.

Partidario de los tiempos prolongados de exposición, Séméniako se desplaza -sin aparecer jamás- en el espacio fotografiado que alumbra con ayuda de linternas de mano.

Su segundo eje de interés es de inspiración social. Se cuestiona sobre el tejido social y más específicamente sobre la relación entre identidad y alteridad.

Para ello ha realizado varias series de fotografías donde el sujeto fotografiado participa activamente en la creación de la imagen alrededor de una propuesta acercada por Michel Séméniako y se hace así coautor de las imágenes producidas.

Séméniako ha publicado además monografías fotográficas como Lapiaz: Anatomía de un paisaje (1981; textos de Michel Vinaver), Noches blancas (1991), Dios y la noche (1992), Nocturnos de Lorena (1995), Imágenes acordadas (1996), El sentido de la vista (1997; textos de J. C. Carrière), Exil (2004; textos de Louise L. Lambrichs) y Noches cromáticas en Marcoussis (2011).

Sus fotografías pertenecen a colecciones públicas de varios museos europeos y colecciones privadas en tres continentes.

Esta exposición forma parte de Mano a Mano, miradas fotográficas cruzadas Francia-México, programa de cooperación cultural en el que han trabajado la Embajada de Francia en México, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) e instituciones públicas y privadas de las dos naciones como institutos, fundaciones, museos y galerías.

El objetivo del programa es provocar una reflexión sobre el rol fundamental que tiene hoy en día la fotografía en el mundo, en su relación muy cercana con el arte contemporáneo.

La exposición de Michel Séméniako podrá visitarse a partir de este día hasta el 21 de julio en la Fototeca Juan Crisóstomo Méndez (7 Oriente 15, Centro Histórico). En un horario de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas, con entrada es libre.