Tema minero-energético prioridad para guerrilla colombiana del ELN

El ex comandante del rebelde ELN, Carlos Arturo Velandia, aseguró hoy que el tema minero-energético es esencial para el grupo rebelde en los diálogos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos.

Velandia recordó que el Ejército de Liberación nacional (ELN), segundo grupo insurgente que opera en Colombia, históricamente se ha opuesto a las políticas minero energéticas del Estado colombiano.

"Creo que el asunto minero energético, es un reclamo histórico del ELN y tiene un alto valor histórico, igual que el tema de la tierra para las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia )", sostuvo en entrevista con Notimex.

Velandia, militó en las filas del ELN entre 1972 y 1994, con el nombre de Felipe Torres, cuando fue detenido por los organismos de seguridad, en momentos en que era integrante del Comando Central, máximo organismo de dirección del grupo insurgente.

El ex dirigente quien purgó una condena de 10 años de prisión, es en la actualidad un reconocido investigador y consultor sobre paz y conflictos por la propia institucionalidad colombiana.

El gobierno de Santos y la comandancia del ELN anunciaron hace dos semanas acuerdos exploratorios para definir una agenda entre las partes que permita avanzar en una solución política negociada a cinco décadas de confrontación armada.

El jefe máximo de ELN, Nicolás Rodríguez Bautista, en noviembre pasado ya anunciaba algunos acercamientos con el gobierno de Santos.

"Como ELN aspiramos, al igual que en ocasiones anteriores, que el esfuerzo en esta oportunidad tenga resultados positivos que marquen avances hacia la terminación del conflicto", afirmó el jefe rebelde.

Advirtió que "llegar a este punto de cierre no depende solo de la insurgencia. El éxito depende en gran medida que el gobierno, como representante de la oligarquía, tenga voluntad de hacer cambios en el país y marchar hacia facilitar la paz".

Para Velandia es indiscutible que en este momento el gobierno como sus antiguos compañeros de lucha insurgente, han mostrado voluntad política para poner punto final a 50 años de confrontación armada.

El ex comandante rebelde consideró que con el inició de negociaciones con el ELN, se completa "la ecuación" que ponga fin a la guerra interna de este país si se tiene en cuenta que desde noviembre del 2012 avanzan las pláticas entre el gobierno de Santos y las FARC.

Las delegaciones exploratorias del gobierno y ELN, dijo Velandia, trabajan de manera intensa para tratar de tener en el corto plazo la agenda para empezar las negociaciones en territorio extranjero, que podría ser Brasil o Ecuador.

Velandia aspira que antes del 7 de agosto, cuando se inicia el segundo mandato de Santos (2014-2018), las partes tengan perfilado los puntos esenciales de la agenda para una mesa de diálogo, que será independiente a los acuerdos con las FARC en La Habana.

La agenda con el ELN "será diferente pero compatible con la agenda de La Habana y complementaria en algunos temas. El proceso de paz es único, no son dos procesos. Son dos mesas con dos agendas en el marco de un proceso único y nacional", explicó.

A juicio del ex comandante rebelde la relección de Santos en las elecciones del pasado 15 de junio, se debe interpretar como un mandato de los colombianos para que las partes hagan los esfuerzos necesarios para poner fin a 50 años de conflicto interno.