Corrupción y decadencia narra libro de aventuras del español Lobato

El escritor español Oscar Lobato acaba de publicar "La fuerza y el viento", un libro que denuncia "la corrupción y la decadencia moral que discurre en paralelo a la reacción de grupos de personas que sienten las injusticias".

En entrevista con Notimex, el autor precisó que su obra (editorial Alfaguara) es, ante todo, "un libro de aventuras, de piratas", pero situado en "circunstancias que están en el mundo, y que explican al lector por qué hay gente que se comporta así".

El libro narra las historias de Miguel Lantery, Gabriel Paíño y Uriel Gamboa, que por razones diferentes se unen desde adolescentes para ser piratas, a ellos se unen más personas, entre ellas dos mujeres, que recorren las costas española, italiana, Irlanda, el Caribe, Belice y la Península de Yucatán.

Las aventuras de este grupo se entremezclan con su deseo de encontrar el oro saqueado por los Nazis en la Segunda Guerra Mundial, despojar a un banquero estafador y a un capo mexicano de la droga, además de su choque con paraísos fiscales y empresarios que los quieren doblegar.

"Este libro es la historia de rebeldía de tipos jóvenes que llegan al convencimiento de que la vida es una aventura o no merece la pena vivirla. Eso les lleva a ser líderes de este grupo que se va a mover en extrañas proezas delictivas", aseveró.

"También a la literatura clásica le rindo un homenaje, creo que los novelistas cuentan historias con acción, aventuras, paisajes exóticos desde que Homero escribió "La Odisea", y eso la hace una obra inmortal y sigue interesando a lectores en todo el mundo", expuso.

Lobato (Madrid, 1958) expuso que la piratería es hoy un fenómeno presente en muchas zonas del mundo, causado en cada una de ellas por razones diferentes: desde fundamentalismos, los Estados fallidos, la pobreza y desigualdad, y otras.

Recordó que están documentados los casos de piratería en el Océano Índico (frente a Somalia), en el Golfo de Guinea, en el mar meridional de China, y en el Caribe, "todos motivados por circunstancias diferentes y por eso actúan también muy diferente".

Abundó que en el caso de algunos piratas en el Caribe "se trata de pescadores hartos de ver cómo europeos y otros llegan en yates y cuestionan por qué ellos sí y nosotros no; la historia enseña que cuando hay una circunstancia le sigue un principio de acción y a ésta una reacción".

"Cuando ese principio se torna brusco, salvaje y violento la reacción también lo es; es la reflexión que acompaña a un libro de aventuras", enfatizó.

El autor comentó que un aspecto de su libro es que el grupo de los tres españoles piratas se enfrenta con otras personas que no son víctimas inocentes o libres del delito, "ni el banquero, ni el narco ni otros, y lo que pasa es que llega el momento en que unos chocan con otros".

Subrayó que otros de los que ataca este grupo son personas dentro del mundo legal, pero en el límite de lo ilegal y envueltos en actividades en las que hacen negocios con delincuentes y cobran la parte mayoritaria de los botines.

Señaló que en el caso de la corrupción que muestra de España, es una parte de la historia poco documentada de cómo al final de la dictadura franquista las policías del mundo documentaban a este país como "el mayor mercado legal de drogas".

Asimismo, criticó el hecho de que "muchos españoles participen de esas redes internacionales del delito en un papel de lavadores y prestanombres, pero la connivencia por la corrupción con autoridades los mantienen disimulados de cara a la opinión pública".

Aseguró que una de las tramas en su libro está basada en un hecho real con españoles, por lo que es real que hay ciudadanos de este país que han participado en delincuencia transfronteriza.

Lobato indicó que en su libro incluye a dos mujeres como parte importante del grupo de piratas "porque en la historia de la piratería real había muchas, más peligrosas que muchos hombres".

Agregó que también reivindica el hecho de que las historias de piratas "no eran todas de barco a barco, de hecho, el 80 por ciento de hechos piratas eran ataques ribereños, incursiones río arriba" y por eso también de algunas aventuras en tierra.