Banco de Brasil reduce previsiones de crecimiento en 2014

El Banco Central de Brasil recortó en cuatro décimas su previsión de crecimiento para 2014, pasando del 2.0 al 1.6 por ciento del PIB, en un nuevo indicador negativo publicado hoy sobre el curso de la economía.

Los datos de la autoridad monetaria, publicados en su boletín sobre la inflación, se ven muy influenciados por las previsiones de crecimiento del PIB industrial: si en marzo la fuente pronosticaba un avance de 1.5 por ciento, ahora prevé una caída de 0.4 por ciento en la actividad industrial.

A una caída del consumo se sumaron los malos datos de la industria automotriz como consecuencia de la menor liquidez para la financiación de autos y las barreras impuestas por Argentina a la entrada de vehículos fabricados en Brasil, como consecuencia de la crisis de su divisa.

De enero a mayo, Brasil produjo 1.35 millones de vehículos, una caída del 13.3 por ciento respecto al mismo período del año pasado, según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (ANFAVEA, por sus siglas en portugués).

Instituciones como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional (FMI) llevan meses anunciando recortes en el crecimiento para la economía brasileña, que en las últimas semanas generó varios indicadores negativos.

El Ministerio de Trabajo informó la víspera que el mes de mayo fue el peor en 22 años para la generación de empleo, con apenas 58 mil puestos de trabajo nuevos, pese a que Brasil tiene mayor actividad económica por la Copa del Mundo.

Se trata del peor dato para el mes de mayo desde 1992, según cifras oficiales.