Proponen reforma para aprovechar agua de lluvia

Los diputados de Nueva Alianza presentaron una iniciativa de reforma a la Ley de Aguas Nacionales para regular el uso o aprovechamiento del agua de lluvia, a fin de abatir la escasez del líquido y fomentar el desarrollo sustentable.

Ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la legisladora federal Dora Talamante explicó que se pretende normar la distribución y el control de las aguas pluviales, así como la preservación de su cantidad y calidad.

En la iniciativa, que fue turnada para su análisis y dictaminación a la Comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Diputados, se propone declarar al agua como tema prioritario de la agenda nacional.

Ello, explicó, no sólo por su carácter estratégico en las actividades económicas y seguridad nacional del país, sino porque "sin agua no es posible la vida".

La diputada federal advirtió que si México no toma las medidas necesarias "enfrentaremos una severa escasez de este vital líquido".

La recolección de agua de lluvia constituye una opción viable, que traería importantes beneficios a la población, argumentó Talamante Lemas.

Aseguró que "de manera ecológica y sustentable se alcanzaría el abasto de agua en los hogares, disminuyendo presión de mantos acuíferos, así como las inundaciones".

Diversas naciones han tomado ya las precauciones en lo que ven como la inevitable crisis del agua a nivel global, además de reconocer este problema como factor de conflictos bélicos en el futuro, indicó.

La iniciativa, suscrita por su coordinadora María Sanjuana Cerda Franco y los diputados Dora María Talamante Lemas y René Fujiwara Montelongo, advierte que el uso desmesurado del agua y su creciente contaminación ponen en riesgo el equilibrio de una nación y del planeta.

Se debe situar el problema desde una perspectiva amplia, con políticas públicas encaminadas a preservar el agua de lluvia, entendida como la infraestructura en represas y ollas, entre otros, para incrementar los niveles de los mantos freáticos, planteó.

Por ello, "pedimos que el Ejecutivo federal declare como causa de utilidad pública la instalación de estos sistemas de captación", expuso la diputada federal por Sonora.

México posee aproximadamente 0.1 por ciento del agua dulce disponible en el mundo, lo que lo determina como zona semidesértica, mientras sólo siete por ciento del agua residual es tratada y 17 por ciento se consume con algún fin específico, expresó.

De acuerdo con cifras de la Unesco, refirió, al menos tres millones de personas mueren cada año por enfermedades relacionadas con la falta de agua potable y saneamiento, como diarreas, esquistosomiasis, dengue y parásitos intestinales.

Talamante Lemas afirmó que la viabilidad como nación dependerá de la inteligencia para afrontar los retos en un tema crucial como es la provisión del agua.

Resulta paradójico que mientras ciudades y poblaciones del país padecen las inclemencias de las lluvias torrenciales cada vez más frecuentes, no haya la posibilidad de aprovechar esa gran cantidad de agua pluvial con una visión de sustentabilidad, dijo la legisladora.

Consideró que el tema del agua es transversal, cuyo aspecto estratégico es primordial para el desarrollo y de seguridad nacional de todos los países.

"La disponibilidad del vital líquido para la actual y las futuras generaciones es un asunto de seguridad nacional", puntualizó.