Como parte del programa número 20 del XXXV Foro Internacional de Música Nueva "Manuel Enríquez", el organista mexicano Víctor Manuel Morales ofrecerá mañana un concierto en la Iglesia Luterana Alemana.

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) informó que en esta presentación se realizará el estreno nacional de las piezas "Chinatown", de Tome Olives; "Réquiem op. 137", de Gunno Södersten; y "Ab ortu solis usque ad occasum", de Gustavo Delgado Parra.

También las piezas "Annum per annum", de Arvo Pärt, y "Viatore", de Peteris Vasks, serán presentadas por primera vez en México por Víctor Manuel Morales, quien señaló que "hasta cierto punto estas obras son de corte místico, con un lenguaje vanguardista".

Comentó que su inquietud musical lo ha llevado a tratar de conocer música de todas las épocas, "por eso elegí interpretar la obra de Olives y Delgado Parra, quienes poseen una pluma muy fina para escribir para órgano".

El músico mexicano destacó que el órgano requiere de mucha coordinación ya que es un instrumento que se toca con todo el cuerpo: manos y pies y en muchos casos llevan la voz cantante, "se requiere de una coordinación llevada al máximo", aseguró.

Señaló que el órgano es un instrumento que aún cautiva a la gente. "En general, llama la atención porque no son tan frecuentes los conciertos de órgano. Hay muchos órganos existentes en la Ciudad de México, pero varios se encuentran en lamentables condiciones".

El organista reconoció que escogió la Iglesia Luterana Alemana como sede debido a que cuenta con un órgano restaurado hace poco por el organero Schucke.

"Está en estupendas condiciones. Tiene tres manuales, 38 registros y pedal. Para la música barroca es un órgano fabuloso y también se presta para interpretar otro tipo de repertorio", explicó.

Víctor Manuel Morales se ha presentado en festivales internacionales como el Camaríssima, INBA-SACM y de Órgano Barroco 2012. Además, en 2009, la editorial Clivis Publications publicó su transcripción para flauta de la "Sonata para violín y piano No. 1", de Lluís Benejam.