Con el estreno mundial de "La gallina degollada", una pieza para ensamble de percusiones de Juan David Garduño, se presenta hoy Baquetofonía en el marco del 35 del Foro Internacional de Música Nueva Manuel Enríquez.

Se trata de una obra que refleja la pureza de la sencillez, la fantasía y las sensaciones del amor, la locura y la muerte al estilo de Horacio Quiroga, autor del cuento homónimo de esta composición, destacó el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

"La imaginación ya libre de las trabas del miedo se convirtió en una imaginación con visión. Y el acto intrínseco y absoluto era su significado y el portador de su pasión", destaca el joven autor de la obra, que podrá escucharse en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Otro de los estrenos de ensamble Baquetofonía será "La muerte multicolor", de Enrique Mendoza Mejía, pieza que se presentará a nivel nacional.

Asimismo, se incluirá "A la par", de la cubana Tania León, un espectáculo de piano y percusiones, en el que se pretende mostrar la relación entre la tradición de la música folclórica cubana y el entrenamiento europeo.

Por su parte, "Sex in the Kitchen Op. 35", propuesta del serbio NebojÜa Jovan Ivkovic, incluirá dos sets de percusiones, compuestos por tres objetos de cocina y un látigo, junto con otros instrumentos más comunes.

"Pulsaciones y resonancias" del compositor y director de orquesta, Juan Trigos, es un recital que se divide en los conceptos de su título: la "pulsación", que se traduce como el motor que origina la articulación musical, y la "resonancia", un espectro de sonido resultante de las combinaciones generadas por la armonía, la polifonía, los armónicos naturales y la instrumentación.

Baquetofonía está integrado por Max Carreón Aguilar, Javier Sánchez Zamora, Javier Pérez Casasola, José Antonio Sánchez Cristóbal y Edmundo Alejandro González (piano), miembros merecedores de múltiples reconocimientos.