Selección de Italia regresa a casa en medio de la indiferencia

La selección italiana de futbol desembarcó este jueves en el aeropuerto de Malpensa, Milán, en medio de la indiferencia general y las críticas por su pronta salida de la Copa del Mundo Brasil 2014.

Cabizbajos y sin intención de atender a los medios de comunicación, los "azzurri" fueron recibidos por menos de 10 aficionados, la mayoría empleados de la terminal aérea que aplaudieron al capitán Gianluigi Buffon.

"Hicimos el ridículo", fueron las palabras pronunciadas por Buffon, que prefirió no responder a los cuestionamientos sobre el centrocampista Mario Balotelli, criticado por su desempeño.

Por su parte, Andrea Pirlo, que había anunciado su intención de abandonar la selección, dijo que cambió de opinión y confirmó estar a disposición del nuevo técnico, tras la renuncia irrevocable de Cesare Prandelli.

Pese a que el extécnico y los jugadores reconocieron sus culpas, la prensa italiana ha atacado la actuación del silbante mexicano Marco Antonio Rodríguez por no sancionar la mordida del charrúa Luis Suárez a Giorgio Chiellini.

Los "azzurri" no lograron el pase a octavos de final, debido a la derrota 1-0 ante el conjunto uruguayo en la última ronda de la fase de grupos.