Psiquiatra recomienda tratamiento especializado por bipolaridad

La bipolaridad es una irregularidad del estado de ánimo que provoca desfase en la neurotransmisión a nivel cerebral, por lo que el especialista debe pensar en varios esquemas para saber qué tratamiento se debe prescribir, afirmó un especialista del IMSS.

El doctor Juan Bonilla Torres, psiquiatra del Hospital General de Zona No. 21, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en León, Guanajuato, señaló que de acuerdo al "pensar" del paciente, se podría hablar de alteración de los pensamientos, la persona piensa rápidamente una cosa tras otra.

Dijo que al hablar del "sentir", el paciente experimenta sentimientos no duraderos y en cuanto al "actuar", no sabe qué hacer por los movimientos tan rápidos que tiene y su lenguaje es rápido, tiene ideas vagas porque está hablando de un tema y pasa a otro o varios.

Mencionó que en su comportamiento exagera en todo lo que hace, altera sus ritmos corporales, prefiere descansar muy poco tiempo y el día no le alcanza para hacer sus actividades.

Asimismo, sostuvo, presenta estados alternados de euforia y apatía, caracterizados por el emprendimiento acelerado de actividades y la disminución repentina de éstas.

Agregó que durante el trastorno de bipolaridad, la mayoría de las veces se observa en personas adultas, sin embargo, existen menores de edad que presentan el padecimiento, por lo que es importante detectarlos antes de los 12 años de edad.

Bonilla Torres aseguró que el especialista debe cuestionar si los papás del menor padecen este trastorno, de ser así, el porcentaje de posibilidades de que el hijo lo presente se elevará considerablemente.

Señaló que hasta el 4 por ciento de la población podría sufrir bipolaridad.

Expresó que la enfermedad no es curable porque, como trastorno primario de la afectividad, tiene un contenido de naturaleza central, por lo que esa falla es estructural y no se modifica.

Comentó que es un padecimiento que se presenta más en mujeres y que es de bastante cuidado porque no atendido, o que lo sea de manera incorrecta, podría llegar a ocasionar el suicidio.