Define UE su política y presidente del Ejecutivo para próximos 5 años

Los gobernantes de los 28 países de la Unión Europea inician hoy una cumbre de dos días dedicada a definir el programa político de la mancomunidad para los próximos cinco años y el nombre de su candidato a la presidencia de la Comisión Europea.

Todo indica que el ex primer ministro de Luxemburgo, el conservador Jean-Claude Juncker, será confirmado por los Veintiocho, pese a la presión en contra ejercida por Reino Unido.

El primer ministro británico, David Cameron, considera al luxemburgués demasiado federalista e incapaz de llevar a cabo las reformas que juzga necesarias en el Ejecutivo europeo.

No obstante, durante el fin de semana Juncker logró el respaldo de los nueve gobiernos europeos de centro-izquierda, que inicialmente favorecían al candidato socialista, el alemán Martin Schulz.

Uno de ellos, el presidente francés Francois Hollande resaltó la importancia de respetar el resultado de las elecciones para el Parlamento Europeo (PE) del pasado 25 de mayo, en las que el grupo político de Juncker, el Partido Popular Europeo (PPE), reunió la mayoría de los votos.

De confirmarse la expectativa, esa será la primera vez que un presidente de la CE no se elige por unanimidad.

La decisión sólo deberá ser anunciada el viernes, último día de la cumbre, y no se espera que se acompañe de la designación de los demás comisarios o altos funcionarios de la UE.

Según fuentes del Consejo Europeo, el presidente del organismo, Herman Van Rompuy, quiere evitar un "paquete de altos cargos" como resultado de la reunión y deberá reservar las demás nominaciones para finales de julio.

La cumbre europea iniciará este jueves, excepcionalmente, en la localidad belga de Ypres, cercana a la frontera con Francia y escenario de algunas de las batallas de la Primera Guerra Mundial.

Los líderes europeos participarán de una ceremonia en conmemoración al centenario del inicio de la primera gran guerra para, enseguida, dar inicio a las discusiones sobre el futuro de la Unión Europea (UE) durante una cena de trabajo.

El viernes, la cita se transfiere a Bruselas y cuenta con la participación del nuevo presidente ucraniano, Petro Poroshenko, quien hará un balance de la evolución de la crisis en su país y firmará los puntos pendientes de su acuerdo de asociación con la UE.

Los Veintiocho también discutirán las medidas necesarias para garantizar la seguridad del suministro energético para sus países a la luz de la decisión rusa de suspender los envíos de gas a Ucrania, por donde transita la mayor parte del producto importado por la UE.

La cumbre concluirá con la firma de sendos acuerdos de asociación entre la UE y Georgia y Moldavia.