"La vengadora de las mujeres" se despide del Sergio Magaña

Los ideales preconcebidos por la sociedad, el amor y la lucha por lo que se quiere son, entre otros, los temas que pondera la puesta en escena "La vengadora de las mujeres", adaptación de la obra de Félix Lope de Vega (1562-1635) que dará este fin de semana sus últimas tres funciones en el Teatro Sergio Magaña.

Bajo la dirección de Carla Soto, la comedia retoma el contexto de la década de los 60 para narrar la historia de Laura, una mujer instruida que se ha formado una idea de que los hombres abusan de su condición para dominar a las mujeres, informó a Notimex el actor Rodrigo León.

La trama se complica cuando el hermano de Laura le pide que busque a una persona para contraer nupcias y ella entra en conflicto ante la disyuntiva de mantener su odio hacia los hombres o abandonar sus ideales y pensamientos para elegir entre los tres personajes que la pretenden.

Entre rock and roll y las confrontaciones de la obra original trasladadas al box y a la lucha libre, se busca que el público reflexione sobre la igualdad de género y el valor de cada persona como un ser humano y no como un objeto sin derecho a opinar.

"No obstante, con esta obra también se busca erradicar las referencias mal entendidas en torno al feminismo. Todos tenemos diferentes necesidades que deben ser atendidas y no deben desplazarse por prejuicios", mencionó León, quien interpreta al príncipe Augusto.

Fue por dichos objetivos que se decidió ubicar la historia en la década de los 60, puesto que fue una época que se caracterizó por sus ideas revolucionarias.

A través del teatro, sostuvo, la gente tiene la oportunidad de hacer conciencia sobre quienes son y así formar parte de una sociedad más funcional.

"Cada individuo tiene el poder de decidir sobre sí mismo y nadie puede obligarlo a actuar contra su voluntad, desgraciadamente hoy en día se siguen presentando escenas en las que las mujeres son forzadas a contraer matrimonio por dinero", expresó.

En su opinión, la obra le ha ayudado a reflexionar sobre sus decisiones y si éstas han resultado benéficas en su vida, así como sus propias necesidades para encontrar el amor y un futuro favorable.

El espectáculo, que se estrenó en 2011, ha tenido una buena aceptación por parte del público, recordó el actor, pese a la idea de muchas personas de que las obra del Siglo de Oro son aburridas; "los asistentes se muestran sorprendidos por encontrar una obra fluida y atractiva", apuntó.

"Hemos tenido todo tipo de públicos, desde jóvenes hasta gente mayor que se reencuentra con la década en la que vivieron, con el vestuario, los peinados y la música, todos ellos han emitido buenas críticas de la adaptación", refirió.

Indicó que al observar el trabajo de sus compañeros Jorge Chávez Caballero, Verónica Bravo, Yosahandi Vega, Emiliano Yañez, Irakere Lima, Rodrigo León, José Luis Pérez Hernández, Alfredo Monsiváis y Joel Herrera, se ha percatado del gran talento que hay en México.